El CV Melilla no quiere llegar a la última jornada jugándose la permanencia

CVM 11-03-2019 - Voleibol

  • Salim Abdelkader cree que el equipo tiene que mejorar mucho en recepción para salir de esta situación

El Club Voleibol Melilla ya está centrado en la nueva final del próximo sábado, tras perder este pasado fin de semana el duelo directo ante el Conectabalear C.V. Manacor por 3-0. Los melillenses reciben al UBE L’Illa Grau de Castellón, quinto clasificado, con la necesidad de ganar y alejarse así de la zona de descenso, de la que sólo le separa 1 puntos cuando todavía quedan por disputarse tres encuentros para que concluya la competición en la Superliga Masculina.

El C.V. Manacor no dio opción al Club Voleibol Melilla, al que deja a 4 puntos de distancia gracias a una gran actuación de todo el equipo, mientras que el equipo melillense continuó con las malas sensaciones de la jornada anterior ante el Textil Santanderina.

Salim Abdelkader, entrenador del Club Voleibol Melilla, se lamentó por esta nueva derrota y sobre todo por la recaída de Mario Ferrera, que muy posiblemente se perderá los dos próximos encuentros. “En el primer set noté algo de mejoría, ya que comenzamos compitiendo, pero el Manacor nos lo puso complicado. Al final del primer set, cuando Mario Ferrera se retiró porque se resintió de su lesión, tuvimos que reestructurar al equipo durante el partido, pero ya fue complicado, pese a que lo intentamos a ratos, ya que tuvimos muchos problemas en la recepción”.

No obstante, indicó que su equipo “bloqueó bastante bien, pero las bolas que pasaban de la segunda línea no conseguíamos sacarlas”, mientras que en el saque “intentamos también molestar, pero el conjunto balear nos hacía mucho más daño con su servicio”.

Por otro lado, Salim Abdelkader reconoció que el Club Voleibol Melilla lleva ya dos o tres jornadas “con una pésima recepción”, pese a que durante la semana se trabaja bien para intentamos mejorar, “pero los jugadores entran en un bucle psicológico del miedo a pelear por el descenso, y confío en que esta semana vamos a mejorar, aunque como mal menor tenemos la opción de la última jornada ante el Barça Voleibol, pero no queremos llegare a esa jornada a jugarnos la permanencia”.

“Desde la Copa del Rey no conseguimos encontrarnos bien en nuestro juego, sobre todo con el compromiso de algunos de los componentes de la plantilla, principalmente de dos jugadores, que estaban llamados a tirar del carro y no lo están haciendo. Así es complicado y encima tenemos la mala suerte de la baja de Mario Ferrera, que es el líder del equipo. Algunos están pensando más en la próxima temporada, pero tengo la confianza de que la mayoría sí son jugadores que tienen ganas y que vamos a sacar esto adelante seguro”.

Para conseguir, indicó que el encuentro ante el cuadro castellonense será decisivo. “La victoria casi nos aseguraría la permanencia, pero dependería mucho de lo que haga este próximo fin de semana el Barça Voleibol, que tiene un calendario complicado en esta recta final de Liga. Si ganamos uno de los dos partidos ante el UBE L’Illa Grau y el Río Duero Soria no tendríamos que jugarnos nada en la última jornada ante el Barça, en caso de cumplirse los pronósticos”.

Para finalizar, el entrenador del Club Voleibol Melilla espera que Mario Ferrera se recupere lo antes posible de su lesión y pueda ayudar al equipo a conseguir la permanencia. “No sabemos aún el alcance de su lesión, ya que se tiene que hacer unas pruebas médicas en las próximas horas, en principio debe descansar y que por lo menos pueda llegar para el partido de la última jornada ante el Barça Voleibol y pueda estar al cien por cien, sin tener que arriesgar en estos dos próximos partidos”.

El CV Melilla no quiere llegar a la última jornada jugándose la permanencia

  • Salim Abdelkader cree que el equipo tiene que mejorar mucho en recepción para salir de esta situación

El Club Voleibol Melilla ya está centrado en la nueva final del próximo sábado, tras perder este pasado fin de semana el duelo directo ante el Conectabalear C.V. Manacor por 3-0. Los melillenses reciben al UBE L’Illa Grau de Castellón, quinto clasificado, con la necesidad de ganar y alejarse así de la zona de descenso, de la que sólo le separa 1 puntos cuando todavía quedan por disputarse tres encuentros para que concluya la competición en la Superliga Masculina.

El C.V. Manacor no dio opción al Club Voleibol Melilla, al que deja a 4 puntos de distancia gracias a una gran actuación de todo el equipo, mientras que el equipo melillense continuó con las malas sensaciones de la jornada anterior ante el Textil Santanderina.

Salim Abdelkader, entrenador del Club Voleibol Melilla, se lamentó por esta nueva derrota y sobre todo por la recaída de Mario Ferrera, que muy posiblemente se perderá los dos próximos encuentros. “En el primer set noté algo de mejoría, ya que comenzamos compitiendo, pero el Manacor nos lo puso complicado. Al final del primer set, cuando Mario Ferrera se retiró porque se resintió de su lesión, tuvimos que reestructurar al equipo durante el partido, pero ya fue complicado, pese a que lo intentamos a ratos, ya que tuvimos muchos problemas en la recepción”.

No obstante, indicó que su equipo “bloqueó bastante bien, pero las bolas que pasaban de la segunda línea no conseguíamos sacarlas”, mientras que en el saque “intentamos también molestar, pero el conjunto balear nos hacía mucho más daño con su servicio”.

Por otro lado, Salim Abdelkader reconoció que el Club Voleibol Melilla lleva ya dos o tres jornadas “con una pésima recepción”, pese a que durante la semana se trabaja bien para intentamos mejorar, “pero los jugadores entran en un bucle psicológico del miedo a pelear por el descenso, y confío en que esta semana vamos a mejorar, aunque como mal menor tenemos la opción de la última jornada ante el Barça Voleibol, pero no queremos llegare a esa jornada a jugarnos la permanencia”.

“Desde la Copa del Rey no conseguimos encontrarnos bien en nuestro juego, sobre todo con el compromiso de algunos de los componentes de la plantilla, principalmente de dos jugadores, que estaban llamados a tirar del carro y no lo están haciendo. Así es complicado y encima tenemos la mala suerte de la baja de Mario Ferrera, que es el líder del equipo. Algunos están pensando más en la próxima temporada, pero tengo la confianza de que la mayoría sí son jugadores que tienen ganas y que vamos a sacar esto adelante seguro”.

Para conseguir, indicó que el encuentro ante el cuadro castellonense será decisivo. “La victoria casi nos aseguraría la permanencia, pero dependería mucho de lo que haga este próximo fin de semana el Barça Voleibol, que tiene un calendario complicado en esta recta final de Liga. Si ganamos uno de los dos partidos ante el UBE L’Illa Grau y el Río Duero Soria no tendríamos que jugarnos nada en la última jornada ante el Barça, en caso de cumplirse los pronósticos”.

Para finalizar, el entrenador del Club Voleibol Melilla espera que Mario Ferrera se recupere lo antes posible de su lesión y pueda ayudar al equipo a conseguir la permanencia. “No sabemos aún el alcance de su lesión, ya que se tiene que hacer unas pruebas médicas en las próximas horas, en principio debe descansar y que por lo menos pueda llegar para el partido de la última jornada ante el Barça Voleibol y pueda estar al cien por cien, sin tener que arriesgar en estos dos próximos partidos”.