“Vamos a tener que pelear mucho para salvarnos”

CVM 11-02-2019 - Voleibol

  • Salim Abdelkader valora la participación en Copa y pone el interés en la competición liguera con el objetivo de alcanzar la tranquilidad

Salim Abdelkader, entrenador del Club Voleibol Melilla, valoró la participación de su equipo en la Copa del Rey, competición en la que no estaba nada contento con la imagen de su equipo y en la que se perdió a las primeras de cambio frente al UBE L’Illa Grau (3-0).

No obstante, el técnico melillense ya está centrado en lo verdaderamente importante, en la preparación del encuentro del próximo sábado ante el colista Intasa San Sadurniño, en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz (19’30 horas) y al que necesitan ganar para alejarse de la zona de descenso, de la que sólo le separan 3 puntos.

El entrenador melillense aseguró en primer lugar que esperaba mucho más de su equipo en la Copa del Rey. “No es la imagen que esperaba, sino la de un equipo que juega en casa y que sabe encontrar la motivación, sobre todo por cómo estaba la grada, con todo el público animando al Club Voleibol Melilla. El equipo debió estar mejor de lo que lo ha hecho. En el primer set estuvimos mal, aunque en el segundo dimo la cara y perdimos, pero de nuevo vuelta a lo mismo en el siguiente set”.

Salim Abdelkader reconoció también que el potencial ofensivo de su equipo no funcionó, lo cual fue clave para perder por la vía rápida ante el cuadro castellonense. “Los dos principales atacantes fallaron, cuando son los que más puntúan. No hicieron su mejor partido, por lo que finalmente fue Mario Ferrera el que tuvo que tirar del carro del equipo, ya que es un jugador que da mucho y se sacrifica bastante, pero los que estaban llamados a atacar, que son Hamza Ouafi y Najari Fernandes, no tuvieron su día, al igual que los colocadores, que no estuvieron finos”.

Por otro lado, aseguró que ya hay que pasar página y centrarse en la Liga, ya que el Club Voleibol Melilla se juega la permanencia. “Estamos viendo que el equipo no está siendo regular, hay veces que juega a un nivel muy bueno y que nos da muchas esperanzas, pero en momentos puntuales, cuando debe dar la cara, no la da, y debemos tener mucho cuidado, pues hay equipos, que están por detrás nuestra, que se han reforzado para evitar el descenso y han hecho una gran inversión con muy buenos jugadores. Vamos a tener que pelear mucho para salvarnos, pero primero hay que ponerse de nuevo el mono de trabajo para escapar de los puestos de descenso y colocarnos en una zona cómoda lo antes posible”.

Por último, valoró muy positivamente el debut del líbero Paco Alcober, recientemente firmado tras causar baja la pasada temporada en el equipo. “Llevaba trabajando tres semanas con nosotros y tenía muchas dudas de si volvería a estar a la altura, pero creo que fue el mejor receptor del equipo con diferencias en la Copa del Rey. Lo fui metiendo poco a poco y cuando entró trabajó muy bien la recepción y fue de lo mejor del encuentro”, concluyó Salim Abdelkader.

“Vamos a tener que pelear mucho para salvarnos”

  • Salim Abdelkader valora la participación en Copa y pone el interés en la competición liguera con el objetivo de alcanzar la tranquilidad

Salim Abdelkader, entrenador del Club Voleibol Melilla, valoró la participación de su equipo en la Copa del Rey, competición en la que no estaba nada contento con la imagen de su equipo y en la que se perdió a las primeras de cambio frente al UBE L’Illa Grau (3-0).

No obstante, el técnico melillense ya está centrado en lo verdaderamente importante, en la preparación del encuentro del próximo sábado ante el colista Intasa San Sadurniño, en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz (19’30 horas) y al que necesitan ganar para alejarse de la zona de descenso, de la que sólo le separan 3 puntos.

El entrenador melillense aseguró en primer lugar que esperaba mucho más de su equipo en la Copa del Rey. “No es la imagen que esperaba, sino la de un equipo que juega en casa y que sabe encontrar la motivación, sobre todo por cómo estaba la grada, con todo el público animando al Club Voleibol Melilla. El equipo debió estar mejor de lo que lo ha hecho. En el primer set estuvimos mal, aunque en el segundo dimo la cara y perdimos, pero de nuevo vuelta a lo mismo en el siguiente set”.

Salim Abdelkader reconoció también que el potencial ofensivo de su equipo no funcionó, lo cual fue clave para perder por la vía rápida ante el cuadro castellonense. “Los dos principales atacantes fallaron, cuando son los que más puntúan. No hicieron su mejor partido, por lo que finalmente fue Mario Ferrera el que tuvo que tirar del carro del equipo, ya que es un jugador que da mucho y se sacrifica bastante, pero los que estaban llamados a atacar, que son Hamza Ouafi y Najari Fernandes, no tuvieron su día, al igual que los colocadores, que no estuvieron finos”.

Por otro lado, aseguró que ya hay que pasar página y centrarse en la Liga, ya que el Club Voleibol Melilla se juega la permanencia. “Estamos viendo que el equipo no está siendo regular, hay veces que juega a un nivel muy bueno y que nos da muchas esperanzas, pero en momentos puntuales, cuando debe dar la cara, no la da, y debemos tener mucho cuidado, pues hay equipos, que están por detrás nuestra, que se han reforzado para evitar el descenso y han hecho una gran inversión con muy buenos jugadores. Vamos a tener que pelear mucho para salvarnos, pero primero hay que ponerse de nuevo el mono de trabajo para escapar de los puestos de descenso y colocarnos en una zona cómoda lo antes posible”.

Por último, valoró muy positivamente el debut del líbero Paco Alcober, recientemente firmado tras causar baja la pasada temporada en el equipo. “Llevaba trabajando tres semanas con nosotros y tenía muchas dudas de si volvería a estar a la altura, pero creo que fue el mejor receptor del equipo con diferencias en la Copa del Rey. Lo fui metiendo poco a poco y cuando entró trabajó muy bien la recepción y fue de lo mejor del encuentro”, concluyó Salim Abdelkader.