El Club Voleibol Melilla reanudará el trabajo el 2 de enero

CVM 31-12-2018 - Voleibol

  • El equipo empieza a preparar el duelo ante Vecindario y ya piensa en la Copa del Rey

La plantilla del Club Voleibol Melilla reanudará este miércoles día 2 de enero los entrenamientos, después de haber disfrutado de diez días de vacaciones navideñas. Los jugadores han sido citados en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz, a las 21 horas, para comenzar a preparar ya el primer encuentro de la segunda vuelta de la Superliga Masculina ante el Vecindario ACE Gran Canaria. El encuentro se disputará el próximo día 13 de enero y dará comienzo a partir de las 12'30 horas.

La sesión de este miércoles será de acondicionamiento físico, de una duración de poco más de una hora, mientras que el jueves se volverá a insistir en dicho aspecto, aunque también ya se trabajará con balón en la pista de juego.

Salim Abdelkader, entrenador del Club Voleibol Melilla, señaló que "es importante empezar a trabajar y a coger el ritmo un poco", de cara a afrontar un complicado desplazamiento a Canarias, donde los partidos ante el Vecindario "los hemos jugado siempre a un alto nivel y con bastante intensidad, aunque siempre hemos conseguido buenos resultados, por lo que la idea es intentar sacar algo positivo, pues luego tenemos un calendario bastante difícil en casa".

Por otro lado, analizó lo que será el encuentro de cuartos de final de la Copa del Rey que su equipo disputará ante el UBE L'illa Grau el próximo día 7 de febrero, en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz (19.30 horas). "Es una gran oportunidad la que tenemos de clasificarnos para la semifinales y de poder enfrentarnos al Unicaja Almería, pero sólo podemos pensar en el duelo de cuartos ante el conjunto castellonense, al que le ganamos en la primera vuelta por 1-3, pero eso puede traicionar al equipo si piensa que es superior. El UBE L'Illa Grau es bastante bueno y mejor que mi equipo, pero en su terreno de juego realizamos un encuentro redondo, nos salieron bien las cosas y la idea es seguir trabajando en la misma línea".

"Ahora jugamos en casa y queremos aprovechar el factor cancha para poder alcanzar las semifinales, ya que si caemos eliminados sería un palo muy fuerte ante nuestra afición, así que hay que echar toda la carne en el asador y competir al cien por cien para intentar sacar adelante el partido", resaltó Salim Abdelkader.

Por otro lado, reconoció que el ganador de los cuartos de final afrontará un choque complicado ante el todopoderoso Unicaja, pero Salim Abdelkader afirmó que a un solo partido se puede dar la sorpresa. "En los partidos de Copa puede pasar cualquier cosa a un solo partido, pero nuestro problema es que tenemos una plantilla muy corta y si alcanzamos las semifinales llegaríamos mermados a un encuentro que será muy largo y duro, además de tener en contra un desgaste físico importante".

"De cualquier modo, si nos clasificamos jugaríamos a tumba abierta, pues se trata de una oportunidad única y pasarán años para poder disputar otra eliminatoria de semifinales de Copa del Rey, además de jugar en casa. Tendríamos el apoyo de nuestro público y eso obligaría a los jugadores a dar un mayor rendimiento, aunque puede pasar lo que sea", concluyó el entrenador del Club Voleibol Melilla.

El Club Voleibol Melilla reanudará el trabajo el 2 de enero

  • El equipo empieza a preparar el duelo ante Vecindario y ya piensa en la Copa del Rey

La plantilla del Club Voleibol Melilla reanudará este miércoles día 2 de enero los entrenamientos, después de haber disfrutado de diez días de vacaciones navideñas. Los jugadores han sido citados en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz, a las 21 horas, para comenzar a preparar ya el primer encuentro de la segunda vuelta de la Superliga Masculina ante el Vecindario ACE Gran Canaria. El encuentro se disputará el próximo día 13 de enero y dará comienzo a partir de las 12'30 horas.

La sesión de este miércoles será de acondicionamiento físico, de una duración de poco más de una hora, mientras que el jueves se volverá a insistir en dicho aspecto, aunque también ya se trabajará con balón en la pista de juego.

Salim Abdelkader, entrenador del Club Voleibol Melilla, señaló que "es importante empezar a trabajar y a coger el ritmo un poco", de cara a afrontar un complicado desplazamiento a Canarias, donde los partidos ante el Vecindario "los hemos jugado siempre a un alto nivel y con bastante intensidad, aunque siempre hemos conseguido buenos resultados, por lo que la idea es intentar sacar algo positivo, pues luego tenemos un calendario bastante difícil en casa".

Por otro lado, analizó lo que será el encuentro de cuartos de final de la Copa del Rey que su equipo disputará ante el UBE L'illa Grau el próximo día 7 de febrero, en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz (19.30 horas). "Es una gran oportunidad la que tenemos de clasificarnos para la semifinales y de poder enfrentarnos al Unicaja Almería, pero sólo podemos pensar en el duelo de cuartos ante el conjunto castellonense, al que le ganamos en la primera vuelta por 1-3, pero eso puede traicionar al equipo si piensa que es superior. El UBE L'Illa Grau es bastante bueno y mejor que mi equipo, pero en su terreno de juego realizamos un encuentro redondo, nos salieron bien las cosas y la idea es seguir trabajando en la misma línea".

"Ahora jugamos en casa y queremos aprovechar el factor cancha para poder alcanzar las semifinales, ya que si caemos eliminados sería un palo muy fuerte ante nuestra afición, así que hay que echar toda la carne en el asador y competir al cien por cien para intentar sacar adelante el partido", resaltó Salim Abdelkader.

Por otro lado, reconoció que el ganador de los cuartos de final afrontará un choque complicado ante el todopoderoso Unicaja, pero Salim Abdelkader afirmó que a un solo partido se puede dar la sorpresa. "En los partidos de Copa puede pasar cualquier cosa a un solo partido, pero nuestro problema es que tenemos una plantilla muy corta y si alcanzamos las semifinales llegaríamos mermados a un encuentro que será muy largo y duro, además de tener en contra un desgaste físico importante".

"De cualquier modo, si nos clasificamos jugaríamos a tumba abierta, pues se trata de una oportunidad única y pasarán años para poder disputar otra eliminatoria de semifinales de Copa del Rey, además de jugar en casa. Tendríamos el apoyo de nuestro público y eso obligaría a los jugadores a dar un mayor rendimiento, aunque puede pasar lo que sea", concluyó el entrenador del Club Voleibol Melilla.