Ángel Jiménez y Kefren Bravo analizan el triunfo ante CV Manacor

CVM 04-12-2018 - Voleibol

  • Los jugadores del CV Melilla aseguran que trabajan para limar los errores para terminar siendo un bloque sólido

El Club Voleibol Melilla sigue trabajando de cara a mejorar cada jornada y limar sus errores para poder situarse en una posición más cómoda que la que actualmente ostenta, en el octavo lugar y a tan solo dos puestos de distancia de la zona de descenso. Los melillenses vencieron, el pasado sábado, en el ‘tie-break’ al colista CV Manacor, aunque ya están centrados en la preparación del próximo encuentro en tierras castellonenses, ante el UBE L'Illa Grau, quinto clasificado y con 7 puntos más que nuestro representante en la Superliga Masculina.

Ángel Jiménez y Kefren Bravo, jugadores del Club Voleibol Melilla, analizaron el importante triunfo del conjunto melillense, aunque reconocieron que el equipo sigue trabajando duro para limar los errores y terminar siendo un bloque sólido, aunque todavía sigue en construcción.

El central murciano es consciente que el equipo debe mejorar, principalmente, en la recepción “para poder construir por el centro, aunque veníamos atacando bien por dicha posición en otros partidos”. Sin embargo, cree que el C.V. Manacor también “nos ha estudiado en dicha faceta, siempre hemos encontrado bloqueos por el centro y por ahí ha sido difícil pasar”.

Por otro lado, no cree que el encuentro ante el conjunto balear fuese fácil, pese a su condición de colista del adversario. “La experiencia me dice que cuando un rival es a priori inferior, si no se juega con ritmo te pones a su nivel”, aunque espera que el Club Voleibol Melilla consiga su mejor nivel en los próximos encuentros. “Con el cambio de entrenador nos estamos acostumbrado a un nuevo sistema, aunque ya se desplegó un buen juego en el primer encuentro de Salim Abdelkader ante el Textil Santanderina. Vamos sobre la marcha y seguimos trabajando, pese a que el error es constante, pero cuando se recupera el error las bolas hay que cerrarlas, pero no estamos aprovechando esas oportunidades”, concluyó Ángel Jiménez.

Por su parte, el líbero madrileño destacó la importancia de ganar al CV Manacor, aunque se lamentó por haber cedido un punto ante un rival directo. “El encuentro lo hemos comenzado bien y nos hemos distanciado en unos cuantos puntos, pero a partir del segundo set hemos tenido un bajón de intensidad y el rival lo ha aprovechado. Nos ha faltado intensidad por momentos y en la recepción también hemos estado un poco inestables, pero por suerte hemos ganado 3-2, aunque no nos vamos con un buen sabor de boca, pues hemos cedido un punto. No obstante, espero que nos sirva para los próximos encuentros para poder estar más fuertes y bien de principio a fin”.

Kefren Bravo también analizó los errores cometidos en el encuentro del pasado sábado. “Llega un momento que empiezas a sufrir en la recepción y si no te ayudan en el ataque o en cualquier otra faceta te vas quedando un poco atrás. El CV Manacor ha estado acertado por momentos en el bloqueo y ha comenzado a jugar más por el medio y creo que también hemos bajado un poco en el saque. Al final nos han faltado varios factores, con presión no se saca igual de fuerte y tienes que penar más en que vas a recibir”.

De cualquier modo, “seguimos trabajando de cara a poder ser un equipo más conjuntado y poco a poco estamos intentando limar todos estos errores para mejorarlos en cada partido”.

Precisamente, para las próximas jornadas, el líbero del conjunto melillense se mostró confiado en poder ganar con más solvencia. “Confiamos en terminar los partidos un poco más tranquilos, sobre todo para nuestros nervios y el de los aficionados, y espero que con un poco más de suerte podamos estar mejor clasificados”.

Por último, aseguró encontrarse muy contento en Melilla, donde se ha adaptado perfectamente a la ciudad y al equipo. “Es una ciudad pequeña que no la conocía, sólo de jugar ante el conjunto melillense. Todo el mundo me ha aceptado con los brazos abiertos y estoy muy contento con la ciudad y su gente”, concluyó el jugador madrileño.

Ángel Jiménez y Kefren Bravo analizan el triunfo ante CV Manacor

  • Los jugadores del CV Melilla aseguran que trabajan para limar los errores para terminar siendo un bloque sólido

El Club Voleibol Melilla sigue trabajando de cara a mejorar cada jornada y limar sus errores para poder situarse en una posición más cómoda que la que actualmente ostenta, en el octavo lugar y a tan solo dos puestos de distancia de la zona de descenso. Los melillenses vencieron, el pasado sábado, en el ‘tie-break’ al colista CV Manacor, aunque ya están centrados en la preparación del próximo encuentro en tierras castellonenses, ante el UBE L'Illa Grau, quinto clasificado y con 7 puntos más que nuestro representante en la Superliga Masculina.

Ángel Jiménez y Kefren Bravo, jugadores del Club Voleibol Melilla, analizaron el importante triunfo del conjunto melillense, aunque reconocieron que el equipo sigue trabajando duro para limar los errores y terminar siendo un bloque sólido, aunque todavía sigue en construcción.

El central murciano es consciente que el equipo debe mejorar, principalmente, en la recepción “para poder construir por el centro, aunque veníamos atacando bien por dicha posición en otros partidos”. Sin embargo, cree que el C.V. Manacor también “nos ha estudiado en dicha faceta, siempre hemos encontrado bloqueos por el centro y por ahí ha sido difícil pasar”.

Por otro lado, no cree que el encuentro ante el conjunto balear fuese fácil, pese a su condición de colista del adversario. “La experiencia me dice que cuando un rival es a priori inferior, si no se juega con ritmo te pones a su nivel”, aunque espera que el Club Voleibol Melilla consiga su mejor nivel en los próximos encuentros. “Con el cambio de entrenador nos estamos acostumbrado a un nuevo sistema, aunque ya se desplegó un buen juego en el primer encuentro de Salim Abdelkader ante el Textil Santanderina. Vamos sobre la marcha y seguimos trabajando, pese a que el error es constante, pero cuando se recupera el error las bolas hay que cerrarlas, pero no estamos aprovechando esas oportunidades”, concluyó Ángel Jiménez.

Por su parte, el líbero madrileño destacó la importancia de ganar al CV Manacor, aunque se lamentó por haber cedido un punto ante un rival directo. “El encuentro lo hemos comenzado bien y nos hemos distanciado en unos cuantos puntos, pero a partir del segundo set hemos tenido un bajón de intensidad y el rival lo ha aprovechado. Nos ha faltado intensidad por momentos y en la recepción también hemos estado un poco inestables, pero por suerte hemos ganado 3-2, aunque no nos vamos con un buen sabor de boca, pues hemos cedido un punto. No obstante, espero que nos sirva para los próximos encuentros para poder estar más fuertes y bien de principio a fin”.

Kefren Bravo también analizó los errores cometidos en el encuentro del pasado sábado. “Llega un momento que empiezas a sufrir en la recepción y si no te ayudan en el ataque o en cualquier otra faceta te vas quedando un poco atrás. El CV Manacor ha estado acertado por momentos en el bloqueo y ha comenzado a jugar más por el medio y creo que también hemos bajado un poco en el saque. Al final nos han faltado varios factores, con presión no se saca igual de fuerte y tienes que penar más en que vas a recibir”.

De cualquier modo, “seguimos trabajando de cara a poder ser un equipo más conjuntado y poco a poco estamos intentando limar todos estos errores para mejorarlos en cada partido”.

Precisamente, para las próximas jornadas, el líbero del conjunto melillense se mostró confiado en poder ganar con más solvencia. “Confiamos en terminar los partidos un poco más tranquilos, sobre todo para nuestros nervios y el de los aficionados, y espero que con un poco más de suerte podamos estar mejor clasificados”.

Por último, aseguró encontrarse muy contento en Melilla, donde se ha adaptado perfectamente a la ciudad y al equipo. “Es una ciudad pequeña que no la conocía, sólo de jugar ante el conjunto melillense. Todo el mundo me ha aceptado con los brazos abiertos y estoy muy contento con la ciudad y su gente”, concluyó el jugador madrileño.