La UD Melilla retoma los entrenos sin Lolo Garrido

UDM 05-03-2018 - UD Melilla

  • Al mediocentro jerezano se le detectó ayer, tras el partido, una fractura en el dedo meñique de su dedo derecho

  • Braim, que sigue arrastrando molestias musculares, tampoco se ha ejercitado con sus compañeros

  • El resto de sus compañeros han llevado a cabo un entrenamiento regenerativo y compensatorio en La Espiguera

La Unión Deportiva Melilla ha vuelto esta mañana al trabajo sobre el césped de La Espiguera, realizando el habitual trabajo regenerativo o compensatorio de cada lunes, pero lo ha hecho con dos ausencias significativas: la del jerezano Lolo Garrido y la del canterano Braim.

Al mediocentro andaluz, que ayer tenía que pedir el cambio en el partido ante el Écija, le ha sido diagnosticada esta mañana una fractura en el dedo meñique de su pie, algo que lo tendrá en el dique seco unas cuantas semanas. El extremo melillense, por su parte, sigue aquejado de las molestias musculares que le impidieron entrar en la convocatoria de Manolo Herrero, y aún tiene que observar cómo le responde la pierna para saber si estará disponible para el choque de este próximo domingo en Huelva.

La noticia positiva en cuanto a la enfermería azulina se refiere es que Jilmar, que también sufrió otra fractura en un dedo de su pie, parece evolucionar algo mejor de su lesión y –a priori- podrá reincorporarse gradualmente al trabajo grupal durante la semana.

Los jugadores unionistas tendrán una jornada de descanso mañana martes para, ya el miércoles, comenzar a preparar a conciencia el partido ante el ‘Recre’. Todas las semanas los resultados de los rivales no van a ser tan favorables, y ya hay que sumar de tres en tres. Para intentarlo el domingo en Huelva, el técnico azulino no tendrá que lamentar ninguna ausencia por sanción federativa. Recupera, además, a Odei y Boateng, que se perdieron la última cita por este mismo motivo.

La UD Melilla retoma los entrenos sin Lolo Garrido

  • Al mediocentro jerezano se le detectó ayer, tras el partido, una fractura en el dedo meñique de su dedo derecho

  • Braim, que sigue arrastrando molestias musculares, tampoco se ha ejercitado con sus compañeros

  • El resto de sus compañeros han llevado a cabo un entrenamiento regenerativo y compensatorio en La Espiguera

La Unión Deportiva Melilla ha vuelto esta mañana al trabajo sobre el césped de La Espiguera, realizando el habitual trabajo regenerativo o compensatorio de cada lunes, pero lo ha hecho con dos ausencias significativas: la del jerezano Lolo Garrido y la del canterano Braim.

Al mediocentro andaluz, que ayer tenía que pedir el cambio en el partido ante el Écija, le ha sido diagnosticada esta mañana una fractura en el dedo meñique de su pie, algo que lo tendrá en el dique seco unas cuantas semanas. El extremo melillense, por su parte, sigue aquejado de las molestias musculares que le impidieron entrar en la convocatoria de Manolo Herrero, y aún tiene que observar cómo le responde la pierna para saber si estará disponible para el choque de este próximo domingo en Huelva.

La noticia positiva en cuanto a la enfermería azulina se refiere es que Jilmar, que también sufrió otra fractura en un dedo de su pie, parece evolucionar algo mejor de su lesión y –a priori- podrá reincorporarse gradualmente al trabajo grupal durante la semana.

Los jugadores unionistas tendrán una jornada de descanso mañana martes para, ya el miércoles, comenzar a preparar a conciencia el partido ante el ‘Recre’. Todas las semanas los resultados de los rivales no van a ser tan favorables, y ya hay que sumar de tres en tres. Para intentarlo el domingo en Huelva, el técnico azulino no tendrá que lamentar ninguna ausencia por sanción federativa. Recupera, además, a Odei y Boateng, que se perdieron la última cita por este mismo motivo.