David Sánchez Flor se pide la séptima plaza

CVM 05-03-2018 - Voleibol

  • El técnico marca un objetivo claro para el final de temporada del CV Melilla

La plantilla del Club Voleibol Melilla reanudará esta tarde los entrenamientos de la semana con una sesión de musculación en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda, aunque desde este martes comenzará a preparar, en doble jornada de mañana y tarde, el antepenúltimo compromiso de la Superliga Masculina.

Los melillenses recibirán el próximo sábado, a partir de las 20 horas, al Ushuaïa Ibiza Voley, conjunto que llegará al Pabellón de Deportes Javier Imbroda con la necesidad de sumar los tres puntos para consolidar la cuarta y última plaza que da opción a disputar el playoff por el título, mientras que el cuadro que entrena David Sánchez Flor aspira a terminar la competición en la séptima posición, aunque todavía debe certificar, de forma matemática, la permanencia, pese a que virtualmente está conseguida.

El cuerpo técnico está pendiente de la evolución de Roberto Moronta, que causó baja en Soria por unas molestias en la rodilla, mientras que Fran Iribarne sufre un proceso gripal y Néstor Orellana acabó el encuentro del pasado sábado con algunas dolencias en el tobillo. No obstante, se espera que puedan estar disponibles para el choque ante los baleares.

Por otro lado, el entrenador del Club Voleibol Melilla indica que su equipo ya está centrado en el próximo encuentro, después de la derrota en Soria (3-0), frente a un rival que se juega un puesto en el Play-Off por el título. “Hay un trío de equipos que optan por la cuarta plaza, el Ibiza, el FC Barcelona y el Río Duero Soria. Ninguno se puede permitir un pinchazo en esta recta final de Liga, por lo que el Ibiza vendrá con todo para intentar llevarse los tres puntos por la vía rápida, mientras que nosotros debemos ponérselo difícil y marcar nuestro objetivo que también es sumar los tres  puntos”.

Además, señala que en estas tres últimas jornadas, el CV Melilla quiere cerrar, de forma matemática, la permanencia y consolidar la séptima posición en la tabla. “El equipo ha conseguido de forma virtual el primer objetivo, pero ahora queremos aferrarnos a la séptima posición, que es lo mínino que la plantilla se merece, quedan tres partidos en juego y hay que intentar sumar los 9 puntos para quedar en la mejor posición posible”.

Por último, analiza la derrota del pasado sábado ante el Río Duero Soria. “No salió el partido que nos hubiese gustado, pues teníamos la baja de Fran Iribarne, que por un proceso gripal no pudo aguantar el partido, y el equipo se resintió un poco en la recepción, que es donde actúa bastante, así como en ataque. Por lo demás, en el primer set estuvimos a punto de llevárnoslo (25-23), ya que trabajamos bastante bien en la parte final las situaciones defensivas de bloqueo, mientras que los dos siguientes parciales los empezamos realmente bien porque estuvimos por delante en el marcador hasta la primera parte del set, pero luego nos faltó quizá confianza para rematar la fase de saque-recepción”, concluye el preparador del Club Voleibol Melilla.

David Sánchez Flor se pide la séptima plaza

  • El técnico marca un objetivo claro para el final de temporada del CV Melilla

La plantilla del Club Voleibol Melilla reanudará esta tarde los entrenamientos de la semana con una sesión de musculación en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda, aunque desde este martes comenzará a preparar, en doble jornada de mañana y tarde, el antepenúltimo compromiso de la Superliga Masculina.

Los melillenses recibirán el próximo sábado, a partir de las 20 horas, al Ushuaïa Ibiza Voley, conjunto que llegará al Pabellón de Deportes Javier Imbroda con la necesidad de sumar los tres puntos para consolidar la cuarta y última plaza que da opción a disputar el playoff por el título, mientras que el cuadro que entrena David Sánchez Flor aspira a terminar la competición en la séptima posición, aunque todavía debe certificar, de forma matemática, la permanencia, pese a que virtualmente está conseguida.

El cuerpo técnico está pendiente de la evolución de Roberto Moronta, que causó baja en Soria por unas molestias en la rodilla, mientras que Fran Iribarne sufre un proceso gripal y Néstor Orellana acabó el encuentro del pasado sábado con algunas dolencias en el tobillo. No obstante, se espera que puedan estar disponibles para el choque ante los baleares.

Por otro lado, el entrenador del Club Voleibol Melilla indica que su equipo ya está centrado en el próximo encuentro, después de la derrota en Soria (3-0), frente a un rival que se juega un puesto en el Play-Off por el título. “Hay un trío de equipos que optan por la cuarta plaza, el Ibiza, el FC Barcelona y el Río Duero Soria. Ninguno se puede permitir un pinchazo en esta recta final de Liga, por lo que el Ibiza vendrá con todo para intentar llevarse los tres puntos por la vía rápida, mientras que nosotros debemos ponérselo difícil y marcar nuestro objetivo que también es sumar los tres  puntos”.

Además, señala que en estas tres últimas jornadas, el CV Melilla quiere cerrar, de forma matemática, la permanencia y consolidar la séptima posición en la tabla. “El equipo ha conseguido de forma virtual el primer objetivo, pero ahora queremos aferrarnos a la séptima posición, que es lo mínino que la plantilla se merece, quedan tres partidos en juego y hay que intentar sumar los 9 puntos para quedar en la mejor posición posible”.

Por último, analiza la derrota del pasado sábado ante el Río Duero Soria. “No salió el partido que nos hubiese gustado, pues teníamos la baja de Fran Iribarne, que por un proceso gripal no pudo aguantar el partido, y el equipo se resintió un poco en la recepción, que es donde actúa bastante, así como en ataque. Por lo demás, en el primer set estuvimos a punto de llevárnoslo (25-23), ya que trabajamos bastante bien en la parte final las situaciones defensivas de bloqueo, mientras que los dos siguientes parciales los empezamos realmente bien porque estuvimos por delante en el marcador hasta la primera parte del set, pero luego nos faltó quizá confianza para rematar la fase de saque-recepción”, concluye el preparador del Club Voleibol Melilla.