Fiesta en la tercera concentración Babybasket de la temporada

FMB 05-03-2018 - Baloncesto

  • Alrededor de 150 jugadores de los clubes locales disputaron once encuentros no competitivos

En la mañana de ayer el emblemático pabellón Guillermo García Pezzi, sede del baloncesto de formación de nuestra ciudad, albergó una auténtica fiesta del baloncesto con la celebración de la III Concentración Babybasket de la temporada 2017/18.

Con unas gradas repletas de padres, amigos y familiares que animaban con entusiasmo, los pequeños se lo pasaron en grande jugando una serie de encuentros no competitivos, en lo que lo importante era pasarlo bien y disfrutar del deporte de la canasta.

La cita logró reunir a aproximadamente 150 jugadores pertenecientes a distintos clubes locales y en edades comprendidas entre los seis y los ocho años. En total se disputaron once partidos sin marcador, cada uno de los encuentros estuvo dividido en dos periodos de quince minutos y se jugaron a reloj corrido, con un descanso de cinco minutos.

La finalidad de esta actividad, promovida por la Federación Melillense de Baloncesto en colaboración con los distintos clubes de la ciudad, es iniciar a los más pequeños del baloncesto melillense en las reglas del juego, pero de una manera flexible, dando prioridad a la diversión y a la convivencia entre estos jóvenes baloncestistas.

Fiesta en la tercera concentración Babybasket de la temporada

  • Alrededor de 150 jugadores de los clubes locales disputaron once encuentros no competitivos

En la mañana de ayer el emblemático pabellón Guillermo García Pezzi, sede del baloncesto de formación de nuestra ciudad, albergó una auténtica fiesta del baloncesto con la celebración de la III Concentración Babybasket de la temporada 2017/18.

Con unas gradas repletas de padres, amigos y familiares que animaban con entusiasmo, los pequeños se lo pasaron en grande jugando una serie de encuentros no competitivos, en lo que lo importante era pasarlo bien y disfrutar del deporte de la canasta.

La cita logró reunir a aproximadamente 150 jugadores pertenecientes a distintos clubes locales y en edades comprendidas entre los seis y los ocho años. En total se disputaron once partidos sin marcador, cada uno de los encuentros estuvo dividido en dos periodos de quince minutos y se jugaron a reloj corrido, con un descanso de cinco minutos.

La finalidad de esta actividad, promovida por la Federación Melillense de Baloncesto en colaboración con los distintos clubes de la ciudad, es iniciar a los más pequeños del baloncesto melillense en las reglas del juego, pero de una manera flexible, dando prioridad a la diversión y a la convivencia entre estos jóvenes baloncestistas.