Mustafa quiere hacer del Álvarez Claro un fortín

UDM 28-02-2018 - UD Melilla

  • El azulino, que debutó de titular el domingo, espera que el punto logrado ‘in extremis’ influya positivamente en la moral del grupo

  • Los de Manolo Herrero han vuelto hoy a los entrenamientos sobre el césped sintético de La Espiguera

Arranca la fase final del campeonato, apenas quedan once partidos para llegar a la conclusión del mismo y la U.D. Melilla –a dos puntos de liguilla- pelea con fuerza para obtener el objetivo marcado por el club a principios de año. Para conseguirlo, los unionistas han de volver a ser ese conjunto serio de principios de año, especialmente jugando en la ciudad autónoma, de donde no se pueden escapar muchos más puntos.

Uno de los hombres que ha de poner su granito en arena en el conjunto azulino, Mustafa, dice encontrarse plenamente en forma para el partido de la próxima jornada, un choque que espera ganar al Écija para seguir “enganchados a los playoffs”. Ha atendido a los medios de comunicación al término del entreno de esta mañana, mostrándose esperanzado con respecto al encuentro y el influjo de moral recibido tras remontar.

El futbolista, que nació en un campamento de refugiados saharauis, celebraba hoy el día de su patria adoptiva, Andalucía, siendo bastante obvio el amor que le profesa y la ligazón que les une. Mustafa echa de menos las jornadas como hoy, de fiesta y con su familia. “Siempre nos juntamos, nos vamos al campo… días como el de hoy me dan añoranza”. A pesar de ello, el jugador azulino alega sentirse “muy a gusto” en Melilla, cada día más, al igual que en el vestuario: “Ya voy cogiendo el ritmo de la ciudad, y cada vez estoy mejor”.

Y es que las sensaciones para el sevillano mejoran con el paso de las semanas, tanto fuera como dentro del verde. El pasado domingo debutaba de titular “después de bastante tiempo parado en cuanto a competir se refiere”, y ahora sólo quiere “seguir trabajando para que las sensaciones sean aún mejores que en La Línea y que, llegado el domingo, me den otra oportunidad”. “Yo me veo de titular siempre –ha añadido-, así que sólo puedo ponerme a disposición del míster y que decida. Lucharé para lograrlo, sólo quiero adaptarme bien al grupo y que todo vaya bien”.

Por último, ha aludido al punto conseguido en La Línea para “comenzar a trazar una dinámica positiva de victorias, no de tantos empates”. Ha señalado de vital importancia conseguir que el resto de equipos “no se lleven nada del Álvarez Claro, que sepan que les va a costar arañar hasta un punto”.

Entiende que los aficionados se hayan sentido “algo decepcionados” después de los últimos partidos, pero les recuerda que “el equipo está en una posición envidiable donde aún puede dar muchas cosas”. Apunta que “con el apoyo de la afición las cosas irán mucho mejor”, y desea que, durante los noventa minutos al menos, la conjunción entre grada y jugadores sea la máxima para superar al Écija Balompié.

Mustafa quiere hacer del Álvarez Claro un fortín

  • El azulino, que debutó de titular el domingo, espera que el punto logrado ‘in extremis’ influya positivamente en la moral del grupo

  • Los de Manolo Herrero han vuelto hoy a los entrenamientos sobre el césped sintético de La Espiguera

Arranca la fase final del campeonato, apenas quedan once partidos para llegar a la conclusión del mismo y la U.D. Melilla –a dos puntos de liguilla- pelea con fuerza para obtener el objetivo marcado por el club a principios de año. Para conseguirlo, los unionistas han de volver a ser ese conjunto serio de principios de año, especialmente jugando en la ciudad autónoma, de donde no se pueden escapar muchos más puntos.

Uno de los hombres que ha de poner su granito en arena en el conjunto azulino, Mustafa, dice encontrarse plenamente en forma para el partido de la próxima jornada, un choque que espera ganar al Écija para seguir “enganchados a los playoffs”. Ha atendido a los medios de comunicación al término del entreno de esta mañana, mostrándose esperanzado con respecto al encuentro y el influjo de moral recibido tras remontar.

El futbolista, que nació en un campamento de refugiados saharauis, celebraba hoy el día de su patria adoptiva, Andalucía, siendo bastante obvio el amor que le profesa y la ligazón que les une. Mustafa echa de menos las jornadas como hoy, de fiesta y con su familia. “Siempre nos juntamos, nos vamos al campo… días como el de hoy me dan añoranza”. A pesar de ello, el jugador azulino alega sentirse “muy a gusto” en Melilla, cada día más, al igual que en el vestuario: “Ya voy cogiendo el ritmo de la ciudad, y cada vez estoy mejor”.

Y es que las sensaciones para el sevillano mejoran con el paso de las semanas, tanto fuera como dentro del verde. El pasado domingo debutaba de titular “después de bastante tiempo parado en cuanto a competir se refiere”, y ahora sólo quiere “seguir trabajando para que las sensaciones sean aún mejores que en La Línea y que, llegado el domingo, me den otra oportunidad”. “Yo me veo de titular siempre –ha añadido-, así que sólo puedo ponerme a disposición del míster y que decida. Lucharé para lograrlo, sólo quiero adaptarme bien al grupo y que todo vaya bien”.

Por último, ha aludido al punto conseguido en La Línea para “comenzar a trazar una dinámica positiva de victorias, no de tantos empates”. Ha señalado de vital importancia conseguir que el resto de equipos “no se lleven nada del Álvarez Claro, que sepan que les va a costar arañar hasta un punto”.

Entiende que los aficionados se hayan sentido “algo decepcionados” después de los últimos partidos, pero les recuerda que “el equipo está en una posición envidiable donde aún puede dar muchas cosas”. Apunta que “con el apoyo de la afición las cosas irán mucho mejor”, y desea que, durante los noventa minutos al menos, la conjunción entre grada y jugadores sea la máxima para superar al Écija Balompié.