Sufrida y valiosa victoria

CMB 24-02-2018 - Melilla Baloncesto

  • El Melilla Baloncesto se impone a CB Clavijo por 76-68 en partido más complicado de lo previsto

El Club Melilla Baloncesto volvía a la senda de la victoria tras imponerse a un combativo CB Clavijo por 76-68 que puso en apuros en muchos momentos, si bien, los de Alejandro Alcoba supieron tirar de veteranía.

No había sido una semana fácil para el equipo, tras la derrota de Lugo. Eso se notó al principio, donde no empezaba bien el Melilla Baloncesto, con muchas pérdidas y que hacía que Clavijo se pusiera por delante rápidamente en el electrónico (2-4, min. 2). Al Decano le costaba encontrar el ritmo, a pesar de los intentos de Alejandro Alcoba que paraba el partido mediado el ecuador de este primer acto. Pero poco cambiaba el panorama y Clavijo seguía por delante en el marcador, si bien las diferencias no eran peligrosas (14-17, min. 7).

La entrada en cancha de Rubio dio algo de agresividad y frescura al equipo. Cinco puntos consecutivos del murciano igualaban el choque (21-21). Resultado con el que se llegaría al final de los primeros diez minutos de encuentros.

En el segundo cuarto seguían sin funcionar las cosas y ello obligaba de nuevo al técnico melillense a solicitar tiempo muerto con 25-25 campeando en el Javier Imbroda. Melilla Baloncesto se colocaba en zona y ello provocaba dudas en los visitantes. Entró además en acción Edu Durán para lanzar al equipo 36-29 a 3:48 para el descanso, pero Yates aguantaba a los de Logroño al descanso (43-37).

Un buen inicio de los de la Ciudad Autónoma, con un Miki Servera en su versión más anotadora, se marchaba en el marcador y marcaba máxima de partido (55-40). Todo parecía encaminado a una plácida victoria. Pero Jenaro Díaz colocó a los suyos en zona y eso volvió a provocar dudas en los hombres de Alejandro Alcoba, que veían su ventaja reducida a seis puntos (57-51) a algo más de tres minutos para el final del tercer acto. Apareció el fondo de armario azulino para encarar el cuarto final con diez puntos de ventaja (63-53).

La defensa planteada por los visitantes le seguía dando sus frutos ante un Decano que no veía aro. Un triple de Carles Bravo cuando aún restaban casi seis minutos de encuentro apretaba aún más el choque (63-61). A pesar de los intentos finales de CB Clavijo, Melilla Baloncesto tiraba entonces de veteranía con Dani Rodríguez y Pablo Almazán para llevarse una importante victoria por 68-61.

Sufrida y valiosa victoria

  • El Melilla Baloncesto se impone a CB Clavijo por 76-68 en partido más complicado de lo previsto

El Club Melilla Baloncesto volvía a la senda de la victoria tras imponerse a un combativo CB Clavijo por 76-68 que puso en apuros en muchos momentos, si bien, los de Alejandro Alcoba supieron tirar de veteranía.

No había sido una semana fácil para el equipo, tras la derrota de Lugo. Eso se notó al principio, donde no empezaba bien el Melilla Baloncesto, con muchas pérdidas y que hacía que Clavijo se pusiera por delante rápidamente en el electrónico (2-4, min. 2). Al Decano le costaba encontrar el ritmo, a pesar de los intentos de Alejandro Alcoba que paraba el partido mediado el ecuador de este primer acto. Pero poco cambiaba el panorama y Clavijo seguía por delante en el marcador, si bien las diferencias no eran peligrosas (14-17, min. 7).

La entrada en cancha de Rubio dio algo de agresividad y frescura al equipo. Cinco puntos consecutivos del murciano igualaban el choque (21-21). Resultado con el que se llegaría al final de los primeros diez minutos de encuentros.

En el segundo cuarto seguían sin funcionar las cosas y ello obligaba de nuevo al técnico melillense a solicitar tiempo muerto con 25-25 campeando en el Javier Imbroda. Melilla Baloncesto se colocaba en zona y ello provocaba dudas en los visitantes. Entró además en acción Edu Durán para lanzar al equipo 36-29 a 3:48 para el descanso, pero Yates aguantaba a los de Logroño al descanso (43-37).

Un buen inicio de los de la Ciudad Autónoma, con un Miki Servera en su versión más anotadora, se marchaba en el marcador y marcaba máxima de partido (55-40). Todo parecía encaminado a una plácida victoria. Pero Jenaro Díaz colocó a los suyos en zona y eso volvió a provocar dudas en los hombres de Alejandro Alcoba, que veían su ventaja reducida a seis puntos (57-51) a algo más de tres minutos para el final del tercer acto. Apareció el fondo de armario azulino para encarar el cuarto final con diez puntos de ventaja (63-53).

La defensa planteada por los visitantes le seguía dando sus frutos ante un Decano que no veía aro. Un triple de Carles Bravo cuando aún restaban casi seis minutos de encuentro apretaba aún más el choque (63-61). A pesar de los intentos finales de CB Clavijo, Melilla Baloncesto tiraba entonces de veteranía con Dani Rodríguez y Pablo Almazán para llevarse una importante victoria por 68-61.