Alcoba: "Hay que respetar a Clavijo porque es un equipo diferente"

V.M.H./D.G.A. 22-02-2018 - Melilla Baloncesto

  • El técnico quiere dar valor a la visita del colista, sobre todo después de la derrota en Lugo
  • Apunta también que "la motivación más grande para mañana es sacarse la espina de Breogán"

El Melilla Baloncesto recibe mañana, a partir de las nueve de la noche en el Pabellón Javier Imbroda, al CB Clavijo. La visita del colista invita a pensar en un partido fácil, pero Alejandro Alcoba ha insistido hoy en darle valor porque hay muchas cosas en juego, sobre todo después de perder en Lugo.

"Estamos tranquilos porque ganar en Lugo sabíamos que era difícil, pero también estamos algo molestos por cómo se produjo. No fuimos nosotros en la segunda parte", recuerda el técnico. Pero rápidamente piensa en mañana y dice que "hay que seguir con buenas sensaciones, coger confianza con este partido y no volvernos locos".

Viene un Clavijo que cierra la tabla, pero el coach melillense cree que hay motivos de sobra para estar motivados. "La motivación más grande mañana es sacarse la espina de Breogán", sentencia. "La motivación es seguir creciendo, acercanos a Prat, cazar a Manresa...".

Tampoco quiere confianzas porque "en teoría, por números, pinta un partido ideal para sentirnos cómodos (...). Pero hay que respetar a Clavijo porque es un equipo diferente, capaz de meter 100 puntos en un partido y 50 en el siguiente. Tenemos que trabajar para que salga su peor versión, minimizarles desde la defensa".

También deja claro que no va a dosificar a los jugadores, saldrán a escena quienes se lo merezcan. "El que quiera jugar en este equipo tiene que ganárselo, no le voy a regalar nada a nadie", sentencia con seriedad. Y añade que "no podemos permitirnos fallos. Para luchar por el ascenso necesito lo mejor".

A favor de su objetivo corre el calendario, puesto que cuatro de los próximos cinco partidos serán en Melilla: "Los cuatro de casa hay que asegurarlos", apostilla. "No se puede escapar ninguna victoria más de aquí".

Por cierto, sabe que la entrada de mañana no será la soñada. "Ahora mismo solo se engancha a la gente con juego y resultado. Espero que de aquí a final de temporada se enganche el máximo de gente, pero creo que no vamos a mejorar esa entrada hasta los playoffs (...). Solo puedo prometer trabajo duro y que los resultados enganchen".

Por último, también habla de posibles refuerzos y no se muestra esperanzado. "Le he propuesto a la directiva varias cosas pero son ellos los que tienen que hablar, no lo tienen claro. He propuesto nombres pero la directiva no quiere".

 

Alcoba: "Hay que respetar a Clavijo porque es un equipo diferente"

  • El técnico quiere dar valor a la visita del colista, sobre todo después de la derrota en Lugo
  • Apunta también que "la motivación más grande para mañana es sacarse la espina de Breogán"

El Melilla Baloncesto recibe mañana, a partir de las nueve de la noche en el Pabellón Javier Imbroda, al CB Clavijo. La visita del colista invita a pensar en un partido fácil, pero Alejandro Alcoba ha insistido hoy en darle valor porque hay muchas cosas en juego, sobre todo después de perder en Lugo.

"Estamos tranquilos porque ganar en Lugo sabíamos que era difícil, pero también estamos algo molestos por cómo se produjo. No fuimos nosotros en la segunda parte", recuerda el técnico. Pero rápidamente piensa en mañana y dice que "hay que seguir con buenas sensaciones, coger confianza con este partido y no volvernos locos".

Viene un Clavijo que cierra la tabla, pero el coach melillense cree que hay motivos de sobra para estar motivados. "La motivación más grande mañana es sacarse la espina de Breogán", sentencia. "La motivación es seguir creciendo, acercanos a Prat, cazar a Manresa...".

Tampoco quiere confianzas porque "en teoría, por números, pinta un partido ideal para sentirnos cómodos (...). Pero hay que respetar a Clavijo porque es un equipo diferente, capaz de meter 100 puntos en un partido y 50 en el siguiente. Tenemos que trabajar para que salga su peor versión, minimizarles desde la defensa".

También deja claro que no va a dosificar a los jugadores, saldrán a escena quienes se lo merezcan. "El que quiera jugar en este equipo tiene que ganárselo, no le voy a regalar nada a nadie", sentencia con seriedad. Y añade que "no podemos permitirnos fallos. Para luchar por el ascenso necesito lo mejor".

A favor de su objetivo corre el calendario, puesto que cuatro de los próximos cinco partidos serán en Melilla: "Los cuatro de casa hay que asegurarlos", apostilla. "No se puede escapar ninguna victoria más de aquí".

Por cierto, sabe que la entrada de mañana no será la soñada. "Ahora mismo solo se engancha a la gente con juego y resultado. Espero que de aquí a final de temporada se enganche el máximo de gente, pero creo que no vamos a mejorar esa entrada hasta los playoffs (...). Solo puedo prometer trabajo duro y que los resultados enganchen".

Por último, también habla de posibles refuerzos y no se muestra esperanzado. "Le he propuesto a la directiva varias cosas pero son ellos los que tienen que hablar, no lo tienen claro. He propuesto nombres pero la directiva no quiere".