El indescifrable mundo del fútbol Juan Moya

Las sesiones de entrenamiento y el tiempo disponible

28-11-2018

  • El balón va a ser nuestro mayor aliado y el protagonista principal

Si pudiésemos hacer una encuesta entre los entrenadores que dirigen equipos tanto profesionales como de base, y la pregunta fuese: “¿Qué hecha usted de menos a la hora de llevar a cabo sus sesiones de entrenamiento?”. Estoy absolutamente seguro que todos coincidirían en lo mismo, “Tiempo”.

En los últimos años, todos nos hemos venido quejando de lo mismo ¡¡No tenemos tiempo!! ¡¡Nos falta tiempo!

En el mundo profesional se te va todo el tiempo entre: desplazamientos, liga, copa del Rey, participación en Champions League, Europa League, concentración de Selección, actos sociales, contratos publicitarios, etc.

En el terreno amateur o bases, estos problemas se agravan aún más por la falta de Instalaciones, días, horas, espacio. Tienen que compartir con otros equipos: campo de entrenamiento, vestuario, etc.

Pues bien, la mejor forma de solucionar este inconveniente es convirtiéndolo en una virtud, ¿y cómo lo vamos a hacer?, para ello el balón va a ser nuestro mayor aliado y el protagonista principal.

El fútbol es un deporte colectivo, un juego de hábitos, interactivo, cuyo elemento principal es el jugador y el balón.

Lo más importante de este juego es el balón, yo no puedo jugar bien si no tengo el balón. Del mismo modo que no podré nadar si no hay agua en la piscina.

Hace algún tiempo, se pensaba que la resistencia era el factor determinante en el juego, pero fuimos dándonos cuenta que el fútbol es un juego Intermitente (no continuo),donde se mezclandiferentes intensidades y estímulos, dependiendo de la demarcación.

De hecho, entre el 65 y 75% de las acciones durante un partido son de baja o media intensidad (trotando o andando) y el 30-35% restante, de alta intensidad (aceleraciones y desaceleraciones, cambios de dirección, saltos y remates, caer y levantarse...).

En estos últimos años hemos escuchado infinidad de veces a entrenadores y preparadores físicos, decir aquello de que “No nos gusta hacer un trabajo físico analítico con los jugadores, porque estamos formando a futbolistas, no a Maratonianos” y proponen trabajos integrados, con participación de la pelota en todas sus sesiones de entrenamientos.

Una sesión tipo, hoy:

Calentamiento con balón: El balón siempre presente:

Tenemos que desterrar de una vez por todas esos 20 minutos corriendo alrededor del campo para calentar.

Para ello desde el calentamiento, comenzamos a ganar tiempo. En lugar de correr 20 o 25 minutos alrededor del campo, lo haremos de forma distinta y obligando al jugador a pensar:

1º.- Comenzaremos con 5 minutos de trabajo dinámico en espacio corto con desplazamientos y ejercicios de baja intensidad y corta duración, amplitud de movimientos y balón.

2º.- Seguiremos con otros 5-10 minutos de rondos.

Durante los rondos, debemos trabajar con sentimiento de profundidad y protección: superar líneas de pase, presionar tras pérdidas, interceptar, recuperar el balón. Si lo hacemos de forma lúdica, no conseguimos nada con ellos.

3º.- Después de un buen rondo dedicamos otros 5-10 minutos a fundamentos del juego (siempre presente) Ejemplo: Sucesiones de pases, y controles orientados con desplazamientos, por grupos.

Tenemos que procurar pasar siempre el balón fuerte para superar líneas de pases, obligar a controlar bien y darle velocidad y profundidad a nuestro juego.

No se trata de pasar por pasar, se pasa para algo, la técnica se utiliza siempre con sentido táctico: Para dar profundidad, amplitud o cambio de orientación, para atacar o contraatacar, para distraer por un lado y sorprender por otro, para mantener la posición y conservar el balón, para tomar decisiones controlando el espacio y el tiempo...

4.- Una vez finalizado el calentamiento, introducimos un trabajo un poco más exigente.Por ejemplo, una posesión y conservación del balón “en espacio reducido”. (3-4 periodos de 3 minutos con 1 minuto de descanso).

Ahora optamos por un trabajo Integrado. De esta forma nos activamos, y le obligamos al jugador a estar más concentrado y más intenso en sus acciones, buscando situaciones reales de juego en el que el jugador, la oposición, el balón y los espacios reducidos van a tener una gran importancia: “resistencia especifica”.

Con este trabajo de posesión, estamos realizando un trabajo táctico, pero con varios elementos técnicos (pase, control, conducción, interceptación), físico (resistencia, fuerza, velocidad...) y psicológico (solidaridad, espíritu de sacrificio, generosidad en el esfuerzo, concentración, control de la ansiedad,….). Esto es lo que se denomina trabajo Globalizado o Integrado.

Este tipo de trabajo solicita una gran carga muscular (arrancadas, frenadas, saltos, giros, cambios de ritmo, etc.), pero se ha comprobado científicamente que se mejora mucho más el rendimiento del jugador:

Decía Lorenzo Buenaventura, “Si lo que perseguimos es mantener la posesión y conservar el balón, será mucho mejor hacerlo en un espacio reducido. Mejoraremos los automatismos y la toma de decisión al tener menos tiempo y espacio para pensar. Además, siempre será mejor hacer 200 pases entre líneas superando adversarios en un espacio pequeño, que hacer solo 25 en un campo grande”.

“Consecuentemente el primer objetivo cuando no se está en posesión del balón, será recuperarlo en el menor tiempo posible. Si queremos recuperar el balón tras pérdida, es mucho mejor correr 5 o 10 metros hacia adelante ejerciendo una presión intensísima en un campo de 30x20, que hacerlo corriendo 50 metros hacia atrás, para replegar en un campo de dimensiones normales”.

Algunos os preguntareis ¿por qué mas balón?, ¿por qué espacio reducido?, ¿por qué oposición activa?

¿POR QUÉ MÁS BALÓN?             

Porque es más alegre y divertido. Más entretenido y motivador. Se comprende mejor las dificultades. Mejora la relación con los compañeros y se mejora el rendimiento global                              

¿POR QUÉ ESPACIO REDUCIDO?

Porque es más intenso, con mas ritmo de trabajo, más dinámico y específico. Mejora la toma de decisión y la presión tras pérdida

¿POR QUÉ OPOSICIÓN ACTIVA?

Porque son las dificultades que encontrarán durante el encuentro, le obligara a pensar y se adapta a la realidad del juego

5.- Como trabajo principal se podría finalizar la sesión técnico-táctica con un trabajo de transición defensa ataque, y partidos cortos a doble área de 6 contra 6, con premisas tácticas ofensivas y defensivas.

Transiciones defensa ataque.  Sale el jugador 1 que recibe y conduce el balón enviado por el entrenador, tira y corre a defender a 2 (1x1). El jugador 2 recibe del segundo entrenador, conduce tira y vuelve para defender a: 1 y 3 que le acompaña en el ataque (2x1). Sale 2 y 4 que le acompaña contra 1 y 3 (2x2). Sale 1,3 y 5 que le acompaña contra 2 y 4 (3x2) y finalizan 2,4 y 6 contra 1,3 y 5 (3x3).

Partido en doble área 6x6x6.- (3 series de 10 minutos. 2-3 minutos de juego o cambio al gol). Premisas: tomar línea de fondo, salida rápida a dos toques, aplicar paredes y juntarse para defender y abrirse para atacar. Se juega a dos contactos buscando permanentemente el tiro a gol. El equipo que marca se queda y el perdedor sale para que entre el que espera fuera. No se sacan las faltas ni los saques de esquina y banda. El balón siempre sale de las porterías, sacado por los porteros, para darle mucha continuidad al juego.

6.- Terminamos con vuelta a la calma y estiramientos.

Como recomendación final, a la hora de programar el trabajo, tendremos que tener en cuenta lo siguiente:

“No hacer cosas que no nos sirven para nada (no hay tiempo que perder).

Programar periodos cortos (semana a semana) microciclos.

Tener una metodología de trabajo.

Diseñar la sesión, el día anterior con el equipo técnico (diferentes opiniones).

Dividir el trabajo con el equipo Técnico: (preventivo, especifico, por línea, etc.)

Apoyarse en video, “scouting” (apoyo visual).

Entrenar siempre en función del partido próximo (hoy gracias a los informes, videos…, se trabaja la táctica y las acciones a balón parado dependiendo del rival al que te vas a enfrentar el fin de semana).

Hay cosas que son controlables y otras incontrolables. No perdamos tiempo en aquellas cosas que no se pueden controlar”.

 

Las sesiones de entrenamiento y el tiempo disponible

  • El balón va a ser nuestro mayor aliado y el protagonista principal

Si pudiésemos hacer una encuesta entre los entrenadores que dirigen equipos tanto profesionales como de base, y la pregunta fuese: “¿Qué hecha usted de menos a la hora de llevar a cabo sus sesiones de entrenamiento?”. Estoy absolutamente seguro que todos coincidirían en lo mismo, “Tiempo”.

En los últimos años, todos nos hemos venido quejando de lo mismo ¡¡No tenemos tiempo!! ¡¡Nos falta tiempo!

En el mundo profesional se te va todo el tiempo entre: desplazamientos, liga, copa del Rey, participación en Champions League, Europa League, concentración de Selección, actos sociales, contratos publicitarios, etc.

En el terreno amateur o bases, estos problemas se agravan aún más por la falta de Instalaciones, días, horas, espacio. Tienen que compartir con otros equipos: campo de entrenamiento, vestuario, etc.

Pues bien, la mejor forma de solucionar este inconveniente es convirtiéndolo en una virtud, ¿y cómo lo vamos a hacer?, para ello el balón va a ser nuestro mayor aliado y el protagonista principal.

El fútbol es un deporte colectivo, un juego de hábitos, interactivo, cuyo elemento principal es el jugador y el balón.

Lo más importante de este juego es el balón, yo no puedo jugar bien si no tengo el balón. Del mismo modo que no podré nadar si no hay agua en la piscina.

Hace algún tiempo, se pensaba que la resistencia era el factor determinante en el juego, pero fuimos dándonos cuenta que el fútbol es un juego Intermitente (no continuo),donde se mezclandiferentes intensidades y estímulos, dependiendo de la demarcación.

De hecho, entre el 65 y 75% de las acciones durante un partido son de baja o media intensidad (trotando o andando) y el 30-35% restante, de alta intensidad (aceleraciones y desaceleraciones, cambios de dirección, saltos y remates, caer y levantarse...).

En estos últimos años hemos escuchado infinidad de veces a entrenadores y preparadores físicos, decir aquello de que “No nos gusta hacer un trabajo físico analítico con los jugadores, porque estamos formando a futbolistas, no a Maratonianos” y proponen trabajos integrados, con participación de la pelota en todas sus sesiones de entrenamientos.

Una sesión tipo, hoy:

Calentamiento con balón: El balón siempre presente:

Tenemos que desterrar de una vez por todas esos 20 minutos corriendo alrededor del campo para calentar.

Para ello desde el calentamiento, comenzamos a ganar tiempo. En lugar de correr 20 o 25 minutos alrededor del campo, lo haremos de forma distinta y obligando al jugador a pensar:

1º.- Comenzaremos con 5 minutos de trabajo dinámico en espacio corto con desplazamientos y ejercicios de baja intensidad y corta duración, amplitud de movimientos y balón.

2º.- Seguiremos con otros 5-10 minutos de rondos.

Durante los rondos, debemos trabajar con sentimiento de profundidad y protección: superar líneas de pase, presionar tras pérdidas, interceptar, recuperar el balón. Si lo hacemos de forma lúdica, no conseguimos nada con ellos.

3º.- Después de un buen rondo dedicamos otros 5-10 minutos a fundamentos del juego (siempre presente) Ejemplo: Sucesiones de pases, y controles orientados con desplazamientos, por grupos.

Tenemos que procurar pasar siempre el balón fuerte para superar líneas de pases, obligar a controlar bien y darle velocidad y profundidad a nuestro juego.

No se trata de pasar por pasar, se pasa para algo, la técnica se utiliza siempre con sentido táctico: Para dar profundidad, amplitud o cambio de orientación, para atacar o contraatacar, para distraer por un lado y sorprender por otro, para mantener la posición y conservar el balón, para tomar decisiones controlando el espacio y el tiempo...

4.- Una vez finalizado el calentamiento, introducimos un trabajo un poco más exigente.Por ejemplo, una posesión y conservación del balón “en espacio reducido”. (3-4 periodos de 3 minutos con 1 minuto de descanso).

Ahora optamos por un trabajo Integrado. De esta forma nos activamos, y le obligamos al jugador a estar más concentrado y más intenso en sus acciones, buscando situaciones reales de juego en el que el jugador, la oposición, el balón y los espacios reducidos van a tener una gran importancia: “resistencia especifica”.

Con este trabajo de posesión, estamos realizando un trabajo táctico, pero con varios elementos técnicos (pase, control, conducción, interceptación), físico (resistencia, fuerza, velocidad...) y psicológico (solidaridad, espíritu de sacrificio, generosidad en el esfuerzo, concentración, control de la ansiedad,….). Esto es lo que se denomina trabajo Globalizado o Integrado.

Este tipo de trabajo solicita una gran carga muscular (arrancadas, frenadas, saltos, giros, cambios de ritmo, etc.), pero se ha comprobado científicamente que se mejora mucho más el rendimiento del jugador:

Decía Lorenzo Buenaventura, “Si lo que perseguimos es mantener la posesión y conservar el balón, será mucho mejor hacerlo en un espacio reducido. Mejoraremos los automatismos y la toma de decisión al tener menos tiempo y espacio para pensar. Además, siempre será mejor hacer 200 pases entre líneas superando adversarios en un espacio pequeño, que hacer solo 25 en un campo grande”.

“Consecuentemente el primer objetivo cuando no se está en posesión del balón, será recuperarlo en el menor tiempo posible. Si queremos recuperar el balón tras pérdida, es mucho mejor correr 5 o 10 metros hacia adelante ejerciendo una presión intensísima en un campo de 30x20, que hacerlo corriendo 50 metros hacia atrás, para replegar en un campo de dimensiones normales”.

Algunos os preguntareis ¿por qué mas balón?, ¿por qué espacio reducido?, ¿por qué oposición activa?

¿POR QUÉ MÁS BALÓN?             

Porque es más alegre y divertido. Más entretenido y motivador. Se comprende mejor las dificultades. Mejora la relación con los compañeros y se mejora el rendimiento global                              

¿POR QUÉ ESPACIO REDUCIDO?

Porque es más intenso, con mas ritmo de trabajo, más dinámico y específico. Mejora la toma de decisión y la presión tras pérdida

¿POR QUÉ OPOSICIÓN ACTIVA?

Porque son las dificultades que encontrarán durante el encuentro, le obligara a pensar y se adapta a la realidad del juego

5.- Como trabajo principal se podría finalizar la sesión técnico-táctica con un trabajo de transición defensa ataque, y partidos cortos a doble área de 6 contra 6, con premisas tácticas ofensivas y defensivas.

Transiciones defensa ataque.  Sale el jugador 1 que recibe y conduce el balón enviado por el entrenador, tira y corre a defender a 2 (1x1). El jugador 2 recibe del segundo entrenador, conduce tira y vuelve para defender a: 1 y 3 que le acompaña en el ataque (2x1). Sale 2 y 4 que le acompaña contra 1 y 3 (2x2). Sale 1,3 y 5 que le acompaña contra 2 y 4 (3x2) y finalizan 2,4 y 6 contra 1,3 y 5 (3x3).

Partido en doble área 6x6x6.- (3 series de 10 minutos. 2-3 minutos de juego o cambio al gol). Premisas: tomar línea de fondo, salida rápida a dos toques, aplicar paredes y juntarse para defender y abrirse para atacar. Se juega a dos contactos buscando permanentemente el tiro a gol. El equipo que marca se queda y el perdedor sale para que entre el que espera fuera. No se sacan las faltas ni los saques de esquina y banda. El balón siempre sale de las porterías, sacado por los porteros, para darle mucha continuidad al juego.

6.- Terminamos con vuelta a la calma y estiramientos.

Como recomendación final, a la hora de programar el trabajo, tendremos que tener en cuenta lo siguiente:

“No hacer cosas que no nos sirven para nada (no hay tiempo que perder).

Programar periodos cortos (semana a semana) microciclos.

Tener una metodología de trabajo.

Diseñar la sesión, el día anterior con el equipo técnico (diferentes opiniones).

Dividir el trabajo con el equipo Técnico: (preventivo, especifico, por línea, etc.)

Apoyarse en video, “scouting” (apoyo visual).

Entrenar siempre en función del partido próximo (hoy gracias a los informes, videos…, se trabaja la táctica y las acciones a balón parado dependiendo del rival al que te vas a enfrentar el fin de semana).

Hay cosas que son controlables y otras incontrolables. No perdamos tiempo en aquellas cosas que no se pueden controlar”.