CD Almería y Recreativo de Huelva, el año que nos robaron la cartera

Antonio G. Jáuregui 09-12-2015 - Historia

  • En la temporada 1968-1969 el Melilla CF no jugó la fase de ascenso a Segunda por la desaparición de la escuadra almeriense

Cedida por Antonio Potous

En la temporada 1968-1969 el Melilla CF militaba en el Grupo VII de la Tercera División del fútbol español. Francisco López, joven empresario melillense, era su presidente. Hacía dos temporadas que el Melilla había descendido, después de cuatro años en Segunda División y pugnaba por recuperar la categoría perdida.

Se había configurado una plantilla que desde el inicio de la temporada ocupaba los puestos de privilegio del citado grupo, en dura pugna con el Recreativo de Huelva. La fase de ascenso sólo alcanzaba al primer clasificado, que se jugaría por sistema eliminatorio entre los otros siete clasificados de los demás grupos.

El Grupo VII estaba formado por veinte equipos, todos ellos de Andalucía, incluidas Ceuta y Melilla. La competición discurría por cauces normales cuando el 16 de abril de 1969 saltaba la noticia: “El CD Almería se retiraba de la competición, el gran beneficiado, el Recreativo de Huelva y, el gran perjudicado, el Melilla CF”.

La retirada del Almería perjudicaba al Melilla, pues éste había jugado sus dos partidos contabilizados con dos victorias, mientras Huelva había jugado sólo uno y había sido derrotado por los almerienses. La desaparición de éste último, al no considerarse los partidos jugados, llevaba consigo la pérdida de los cuatro puntos conseguidos por el Melilla en claro beneficio del equipo onubense, que no había sumado ninguno.

El presidente Paco López y el secretario. Torreblanca reaccionaron de inmediato, se desplazaron a la vecina ciudad de Almería con la intención de evitar la desaparición del equipo. Se les ofreció pagarles los desplazamientos restantes y la posible cesión de jugadores hasta la finalización del campeonato. Se remitió un telegrama a la Federación Española en el que se pedía dejar sin efecto la aplicación del artículo 73, que consideraba que el CD Almería no había intervenido en la competición, con lo cual no puntuaba a favor ni en contra lo jugado. Además de pedir la apertura de un expediente informativo sobre las causas de la retirada, por creer interesados en la misma a otros clubes del  grupo.

Que los dirigentes del Melilla CF pidieran una investigación lo avalaba el hecho de que el otro equipo de la tierra, el Ayamonte, venciera 2 a 3 en su visita en el mes de marzo al Álvarez Claro y se publicara, y no se desmintiera después, que había sido primado con 3.500 pesetas por el Recreativo de Huelva.

Nada de lo intentado ni de lo solicitado surtió efecto. La Liga siguió su curso y finalizó con el Recreativo de Huelva en primera posición con 54 puntos y segundo fue el Melilla CF con 51 puntos. El equipo melillense lo componían Campillo, Ibáñez, Aparicio, Armenteros, Bertín, Cordones, Luna, Platero, Esteban, Mengual, Oña y Potous.

Resulta evidente que la retirada del Almería alteró el resultado final de la clasificación. Como consuelo ¿de tontos?, el Recreativo de Huelva no consiguió el ascenso.

Cedida por Antonio Potous

CD Almería y Recreativo de Huelva, el año que nos robaron la cartera

  • En la temporada 1968-1969 el Melilla CF no jugó la fase de ascenso a Segunda por la desaparición de la escuadra almeriense

En la temporada 1968-1969 el Melilla CF militaba en el Grupo VII de la Tercera División del fútbol español. Francisco López, joven empresario melillense, era su presidente. Hacía dos temporadas que el Melilla había descendido, después de cuatro años en Segunda División y pugnaba por recuperar la categoría perdida.

Se había configurado una plantilla que desde el inicio de la temporada ocupaba los puestos de privilegio del citado grupo, en dura pugna con el Recreativo de Huelva. La fase de ascenso sólo alcanzaba al primer clasificado, que se jugaría por sistema eliminatorio entre los otros siete clasificados de los demás grupos.

El Grupo VII estaba formado por veinte equipos, todos ellos de Andalucía, incluidas Ceuta y Melilla. La competición discurría por cauces normales cuando el 16 de abril de 1969 saltaba la noticia: “El CD Almería se retiraba de la competición, el gran beneficiado, el Recreativo de Huelva y, el gran perjudicado, el Melilla CF”.

La retirada del Almería perjudicaba al Melilla, pues éste había jugado sus dos partidos contabilizados con dos victorias, mientras Huelva había jugado sólo uno y había sido derrotado por los almerienses. La desaparición de éste último, al no considerarse los partidos jugados, llevaba consigo la pérdida de los cuatro puntos conseguidos por el Melilla en claro beneficio del equipo onubense, que no había sumado ninguno.

El presidente Paco López y el secretario. Torreblanca reaccionaron de inmediato, se desplazaron a la vecina ciudad de Almería con la intención de evitar la desaparición del equipo. Se les ofreció pagarles los desplazamientos restantes y la posible cesión de jugadores hasta la finalización del campeonato. Se remitió un telegrama a la Federación Española en el que se pedía dejar sin efecto la aplicación del artículo 73, que consideraba que el CD Almería no había intervenido en la competición, con lo cual no puntuaba a favor ni en contra lo jugado. Además de pedir la apertura de un expediente informativo sobre las causas de la retirada, por creer interesados en la misma a otros clubes del  grupo.

Que los dirigentes del Melilla CF pidieran una investigación lo avalaba el hecho de que el otro equipo de la tierra, el Ayamonte, venciera 2 a 3 en su visita en el mes de marzo al Álvarez Claro y se publicara, y no se desmintiera después, que había sido primado con 3.500 pesetas por el Recreativo de Huelva.

Nada de lo intentado ni de lo solicitado surtió efecto. La Liga siguió su curso y finalizó con el Recreativo de Huelva en primera posición con 54 puntos y segundo fue el Melilla CF con 51 puntos. El equipo melillense lo componían Campillo, Ibáñez, Aparicio, Armenteros, Bertín, Cordones, Luna, Platero, Esteban, Mengual, Oña y Potous.

Resulta evidente que la retirada del Almería alteró el resultado final de la clasificación. Como consuelo ¿de tontos?, el Recreativo de Huelva no consiguió el ascenso.