FC Barcelona – UD Melilla, 19 de marzo de 1952

Antonio G. Jáuregui 29-10-2015 - Historia

  • Ambos disputaron un encuentro amistoso en el campo de Las Corts que finalizó con victoria por 11 a 2 para los azulgranas

La Vanguardia Española

El Fútbol Club Barcelona y la Unión Deportiva Melilla se han enfrentado una única vez, fue el 19 de marzo de 1952 en el viejo campo de Las Corts en partido amistoso.

La UD Melilla militaba por segundo año en Segunda División. Hasta entonces la única relación habida entre ambos clubes fue la cesión de su jugador Kubala, que jugó con la camiseta azulina en el partido homenaje que se disputó en Mestalla contra el Valencia CF en el año de 1951, como homenaje a las víctimas del accidente de Loja (ver en “Recordando a” “Kubala jugó con la UD Melilla”, página 5).

El equipo melillense debía realizar un doble desplazamiento a las Islas Baleares para jugar sendos partidos de liga. El primero, el día 16 de marzo frente al Atlético Baleares, y al domingo siguiente contra el Mallorca CF. Lo habitual en la época era permanecer toda la semana en la Península y aprovechar que los grandes del fútbol español invitaban a jugar partidos amistosos a clubes que destacaban en otras divisiones, con el fin primordial de observar a los mejores jugadores de estos equipos para incorporarlos a sus filas. Entonces no existían los medios de hoy para descubrir a los futuros “cracks”.

Antes de continuar, les contaré que enterados los aficionados melillenses de este partido, un grupo de ellos se dirigieron al periódico local para que el FC Barcelona, aprovechando que tenía que jugar en el mes de abril ante el Atlético Tetuán, que esa temporada militaba en Primera División, devolviera la visita y jugara un amistoso en el Álvarez Claro. Las negociaciones si se produjeron no culminaron con éxito, por lo que sólo se disputó el partido en la Ciudad Condal.

El encuentro careció de historia. El Barça le endosó al equipo melillense un contundente 11 a 2, esta fue la historia del partido.

Por el FC Barcelona jugaron: Roselló, Roma, Brugué, Segarra, Tejedor, Ferré, Torra, Aloy, Boada (Kubala), Moreno y Gracia.

Por la UD Melilla: González (Fornés), Sagrera, Casas, Errazquin, Pomar, Casado, Mario (Felipe), Rueda (Pepillo), Damián, Martínez y Couto.

La primera parte finalizó con el tanteo favorable a los locales de 5 a 2, hasta llegar en la segunda al consabido 11-2. Los goles locales fueron marcados por: Moreno (5), Gracia (3), Tejedor, Aloy y Kubala. Por la UD Melilla marcaron Rueda y Mario.

A pesar de la superioridad manifiesta del equipo catalán, el partido tuvo algunas fases de interés, según el periódico La Vanguardia Española.

No dio más de sí la aventura barcelonesa del equipo melillense. No fructificó la posible visita a Melilla aprovechando el paso del equipo barcelonés por Tetuán. Ellos se lo perdieron.

¿Por qué se lo perdieron? Pues porque los “ojeadores” del FC Barcelona no acertaron a ver las cualidades de un jovencísimo Pepillo, que sólo jugó parte del encuentro y que en 1954 ficharía por el Sevilla CF y cinco años más tarde, en 1959, recalaría en el Real Madrid de los Di Stefano, Puskas y Gento.

El 15 de abril de 1952, en el último partido de la Primera División, que enfrentaba al Atlético Tetuán y al Barcelona CF, este último vencía por 5 a 2 al equipo de la capital del Protectorado. Pero el nadorense Juanito Moreno, fichado del Melilla esa misma temporada, les marcó un golazo. Partiendo desde el centro del campo regateó a cuantos contrarios le salieron al paso y al mismísimo portero Ramallets, gol que le valió para fichar la temporada siguiente por el Español de Barcelona. Él nos vengó del 11 a 2. 

La Vanguardia Española

FC Barcelona – UD Melilla, 19 de marzo de 1952

  • Ambos disputaron un encuentro amistoso en el campo de Las Corts que finalizó con victoria por 11 a 2 para los azulgranas

El Fútbol Club Barcelona y la Unión Deportiva Melilla se han enfrentado una única vez, fue el 19 de marzo de 1952 en el viejo campo de Las Corts en partido amistoso.

La UD Melilla militaba por segundo año en Segunda División. Hasta entonces la única relación habida entre ambos clubes fue la cesión de su jugador Kubala, que jugó con la camiseta azulina en el partido homenaje que se disputó en Mestalla contra el Valencia CF en el año de 1951, como homenaje a las víctimas del accidente de Loja (ver en “Recordando a” “Kubala jugó con la UD Melilla”, página 5).

El equipo melillense debía realizar un doble desplazamiento a las Islas Baleares para jugar sendos partidos de liga. El primero, el día 16 de marzo frente al Atlético Baleares, y al domingo siguiente contra el Mallorca CF. Lo habitual en la época era permanecer toda la semana en la Península y aprovechar que los grandes del fútbol español invitaban a jugar partidos amistosos a clubes que destacaban en otras divisiones, con el fin primordial de observar a los mejores jugadores de estos equipos para incorporarlos a sus filas. Entonces no existían los medios de hoy para descubrir a los futuros “cracks”.

Antes de continuar, les contaré que enterados los aficionados melillenses de este partido, un grupo de ellos se dirigieron al periódico local para que el FC Barcelona, aprovechando que tenía que jugar en el mes de abril ante el Atlético Tetuán, que esa temporada militaba en Primera División, devolviera la visita y jugara un amistoso en el Álvarez Claro. Las negociaciones si se produjeron no culminaron con éxito, por lo que sólo se disputó el partido en la Ciudad Condal.

El encuentro careció de historia. El Barça le endosó al equipo melillense un contundente 11 a 2, esta fue la historia del partido.

Por el FC Barcelona jugaron: Roselló, Roma, Brugué, Segarra, Tejedor, Ferré, Torra, Aloy, Boada (Kubala), Moreno y Gracia.

Por la UD Melilla: González (Fornés), Sagrera, Casas, Errazquin, Pomar, Casado, Mario (Felipe), Rueda (Pepillo), Damián, Martínez y Couto.

La primera parte finalizó con el tanteo favorable a los locales de 5 a 2, hasta llegar en la segunda al consabido 11-2. Los goles locales fueron marcados por: Moreno (5), Gracia (3), Tejedor, Aloy y Kubala. Por la UD Melilla marcaron Rueda y Mario.

A pesar de la superioridad manifiesta del equipo catalán, el partido tuvo algunas fases de interés, según el periódico La Vanguardia Española.

No dio más de sí la aventura barcelonesa del equipo melillense. No fructificó la posible visita a Melilla aprovechando el paso del equipo barcelonés por Tetuán. Ellos se lo perdieron.

¿Por qué se lo perdieron? Pues porque los “ojeadores” del FC Barcelona no acertaron a ver las cualidades de un jovencísimo Pepillo, que sólo jugó parte del encuentro y que en 1954 ficharía por el Sevilla CF y cinco años más tarde, en 1959, recalaría en el Real Madrid de los Di Stefano, Puskas y Gento.

El 15 de abril de 1952, en el último partido de la Primera División, que enfrentaba al Atlético Tetuán y al Barcelona CF, este último vencía por 5 a 2 al equipo de la capital del Protectorado. Pero el nadorense Juanito Moreno, fichado del Melilla esa misma temporada, les marcó un golazo. Partiendo desde el centro del campo regateó a cuantos contrarios le salieron al paso y al mismísimo portero Ramallets, gol que le valió para fichar la temporada siguiente por el Español de Barcelona. Él nos vengó del 11 a 2.