La UD Melilla 1949-50 (2ª parte)

Antonio G. Jáuregui 30-09-2015 - Historia

  • En los preámbulos de esa temporada, los azulinos jugaron dos encuentros contra el Sevilla CF y en el segundo le endosaron siete goles

Finalizamos la primera entrega de esta serie, el día 3 de julio de 1949, con el último partido de la temporada que enfrentaba a la UD Melilla a la SD Ceuta. Ahora la seguimos con la campaña 1949-1950.

Hecho cargo de la presidencia el alcalde don Rafael Álvarez Claro, e implicados en una Junta Directiva de Honor todos los personajes públicos de Melilla y parte del Protectorado, la comisión técnica viajaba por tierras peninsulares a la búsqueda de futbolistas, para completar una plantilla que había quedado muy mermada de efectivos. De igual manera se adquirían compromisos con equipos de la ciudad y de la zona cercana, a fin de que todos los clubes estuviesen implicados en el objetivo común de lograr una UD Melilla más grande y evitar el sobresalto de otro descenso de categoría.

El mes de julio comenzó con la programación de diversos encuentros amistosos contra equipos de la ciudad y su entorno. El fin era probar jugadores válidos para el primer equipo y ayudarles en su economía, pues las recaudaciones de estos encuentros iban en su beneficio. Así en los meses de verano la UD Melilla se enfrentó al Villa Nador, CD Tesorillo y CD Juventus.

En el aspecto económico, la fuerte implicación de las autoridades melillenses animó a los aficionados que empezaron a dar muestras de apoyo al nuevo proyecto. A primeros de agosto se lograba la cifra de 1.000 socios, a finales del mismo mes se superaban los 3.500, con ejemplo de altas colectivas como la protagonizada por los empleados de la COA, o los mandos y subalternos de Aviación. Además de la rifa de un automóvil, marca Chrysler, a 10 pesetas la papeleta.

Ante la gran ilusión generada y la excelente marcha de los acontecimientos, la junta directiva contrató los días 28 y 30 de agosto, para efectuar la presentación oficial del equipo, al Sevilla CF. La competición oficial se iniciaba en casa el día 4 de septiembre.

En el partido que iniciaba la temporada 1949-50, el Sevilla CF vencía a la UD Melilla por 5 a 3. Según la crónica de El Telegrama del Rif, el partido no respondió a la expectación que había suscitado. Un Sevilla muy superior ante un Melilla escaso de rodaje y en proceso de formación. En definitiva, la notable diferencia de un Tercera ante un Primera.

No obstante quedaba un segundo partido que se jugó el martes 30 de agosto de 1949, y aquí saltó la sorpresa. La Unión Deportiva Melilla le endosaba un espectacular 7 a 2 al equipo sevillano.

Y no fue suerte, ni casualidad, ni que el Sevilla CF se tomara el segundo partido a cachondeo. Ocurrió que la nueva UD Melilla cuajó un excelente partido, preludio de lo que iba a suceder en la temporada 1949-50, posiblemente la mejor temporada de su historia.

“Se tornaron las lanzas en el partido de ayer y los que el domingo llegaron a defraudar al público, lograron levantarlo de sus asientos en un derroche de entusiasmo y juego, que tuvo su punto culminante durante el segundo tiempo en el que presenciamos 15 minutos en los que llegamos a creer que los melillenses eran sevillanos”.

Así comenzaba Tomás Galván su crónica del partido en El Telegrama del Rif. El Melilla alineaba en ese partido a: Company, Larrarte, Rubio, Sánchez, Muñoz, Pitarch, Linares, Rosado, Juanito Moreno y Riera. Después jugarían, Velilla, Errazquín, Ayllón y Martín.

Por el Sevilla CF, Manolín (sustituido mediada la primera parte por el portero titular Busto), Padrón, Antúnez, Venys, Alconero, Eguiluz, Cremades, Arza, Arregui, Pineda y Erasmo. En la segunda parte, Domenech sustituyó a Arza y Clemente a Venys, que a su vez reemplazó a Eguiluz.

El 4 de septiembre el Melilla comenzaba la Liga en casa, enfrentándose al CD San Fernando.

(Continuará…) 

La UD Melilla 1949-50 (2ª parte)

  • En los preámbulos de esa temporada, los azulinos jugaron dos encuentros contra el Sevilla CF y en el segundo le endosaron siete goles

Finalizamos la primera entrega de esta serie, el día 3 de julio de 1949, con el último partido de la temporada que enfrentaba a la UD Melilla a la SD Ceuta. Ahora la seguimos con la campaña 1949-1950.

Hecho cargo de la presidencia el alcalde don Rafael Álvarez Claro, e implicados en una Junta Directiva de Honor todos los personajes públicos de Melilla y parte del Protectorado, la comisión técnica viajaba por tierras peninsulares a la búsqueda de futbolistas, para completar una plantilla que había quedado muy mermada de efectivos. De igual manera se adquirían compromisos con equipos de la ciudad y de la zona cercana, a fin de que todos los clubes estuviesen implicados en el objetivo común de lograr una UD Melilla más grande y evitar el sobresalto de otro descenso de categoría.

El mes de julio comenzó con la programación de diversos encuentros amistosos contra equipos de la ciudad y su entorno. El fin era probar jugadores válidos para el primer equipo y ayudarles en su economía, pues las recaudaciones de estos encuentros iban en su beneficio. Así en los meses de verano la UD Melilla se enfrentó al Villa Nador, CD Tesorillo y CD Juventus.

En el aspecto económico, la fuerte implicación de las autoridades melillenses animó a los aficionados que empezaron a dar muestras de apoyo al nuevo proyecto. A primeros de agosto se lograba la cifra de 1.000 socios, a finales del mismo mes se superaban los 3.500, con ejemplo de altas colectivas como la protagonizada por los empleados de la COA, o los mandos y subalternos de Aviación. Además de la rifa de un automóvil, marca Chrysler, a 10 pesetas la papeleta.

Ante la gran ilusión generada y la excelente marcha de los acontecimientos, la junta directiva contrató los días 28 y 30 de agosto, para efectuar la presentación oficial del equipo, al Sevilla CF. La competición oficial se iniciaba en casa el día 4 de septiembre.

En el partido que iniciaba la temporada 1949-50, el Sevilla CF vencía a la UD Melilla por 5 a 3. Según la crónica de El Telegrama del Rif, el partido no respondió a la expectación que había suscitado. Un Sevilla muy superior ante un Melilla escaso de rodaje y en proceso de formación. En definitiva, la notable diferencia de un Tercera ante un Primera.

No obstante quedaba un segundo partido que se jugó el martes 30 de agosto de 1949, y aquí saltó la sorpresa. La Unión Deportiva Melilla le endosaba un espectacular 7 a 2 al equipo sevillano.

Y no fue suerte, ni casualidad, ni que el Sevilla CF se tomara el segundo partido a cachondeo. Ocurrió que la nueva UD Melilla cuajó un excelente partido, preludio de lo que iba a suceder en la temporada 1949-50, posiblemente la mejor temporada de su historia.

“Se tornaron las lanzas en el partido de ayer y los que el domingo llegaron a defraudar al público, lograron levantarlo de sus asientos en un derroche de entusiasmo y juego, que tuvo su punto culminante durante el segundo tiempo en el que presenciamos 15 minutos en los que llegamos a creer que los melillenses eran sevillanos”.

Así comenzaba Tomás Galván su crónica del partido en El Telegrama del Rif. El Melilla alineaba en ese partido a: Company, Larrarte, Rubio, Sánchez, Muñoz, Pitarch, Linares, Rosado, Juanito Moreno y Riera. Después jugarían, Velilla, Errazquín, Ayllón y Martín.

Por el Sevilla CF, Manolín (sustituido mediada la primera parte por el portero titular Busto), Padrón, Antúnez, Venys, Alconero, Eguiluz, Cremades, Arza, Arregui, Pineda y Erasmo. En la segunda parte, Domenech sustituyó a Arza y Clemente a Venys, que a su vez reemplazó a Eguiluz.

El 4 de septiembre el Melilla comenzaba la Liga en casa, enfrentándose al CD San Fernando.

(Continuará…)