¿Cómo era un partido de fútbol en 1918?

Antonio G. Jáuregui 28-07-2015 - Historia

  • Recordamos un “Festival de balompié” y cómo se fue anunciando en la prensa de la época

En 1918 el fútbol melillense estaba perfectamente organizado, lo había hecho dos años antes, contaba con estructura propia que regulaba la participación de los escasos equipos que existían en la ciudad. Debido a esta escasez, cualquier excusa era buena para organizar lo que entonces se solía llamar “Festival de balompié” y sumar partidos para que no decayera la fiesta.

El día 1 de agosto del citado año de 1918 El Telegrama del Rif se hacía eco de una noticia que publicó así:

 

Puesta en marcha la maquinaria organizadora, el periódico local hacía un completo seguimiento del acontecimiento a celebrar e iba informando puntualmente a sus lectores de la marcha del mismo. Así, el domingo 4 de agosto, una semana antes de la celebración del partido, volvía a informar:

 

Sólo les aclararé respecto de esta segunda noticia que el skating era la pista de patinaje que existía y existe en la entrada antigua de La Hípica.

El sábado día 10 se publicaba la tercera noticia:

 

A sólo 24 horas antes del evento, la información estaba totalmente servida, con esa mezcla de acontecimiento deportivo y social. Los más futboleros habrán observado que, a nada de comenzar el partido, lo de menos eran los equipos contendientes, cuestión esta totalmente irrelevante si no se tratase de un partido de fútbol.

Pero no pierda la calma impaciente lector, pues al fin el 11 de agosto, día del magno y piadoso evento, por fin El Telegrama nos informa no sólo de los equipos contendientes, sino también de los jugadores que los conformarán.

 

Observen el detalle en esta ocasión, respecto de la entrega del trofeo al equipo ganador.

Finalmente les aporto la crónica de lo que fue este festival futbolístico.

 

Si han sido pacientes y han llegado hasta aquí, no creo que les tenga que dar más explicaciones sobre el significado del acontecimiento. Sólo permítanme una última observación y era el grado de protagonismo de la mujer en el fútbol de la época. Era inconcebible en ese tiempo que las damas practicaran un deporte, a menudo violento, en cambio era plenamente aceptada su participación como jugadoras en el tenis.

Pero en fútbol o en el deporte hípico, junto con el tenis los deportes más habituales en la Melilla de esa época, la mujer se limitaba a participar efectuando el saque de honor, y con la entrega de cintas bordadas, lo que no dejaba de ser una sutil forma de acercamiento entre chicos y chicas.

¿Cómo era un partido de fútbol en 1918?

  • Recordamos un “Festival de balompié” y cómo se fue anunciando en la prensa de la época

En 1918 el fútbol melillense estaba perfectamente organizado, lo había hecho dos años antes, contaba con estructura propia que regulaba la participación de los escasos equipos que existían en la ciudad. Debido a esta escasez, cualquier excusa era buena para organizar lo que entonces se solía llamar “Festival de balompié” y sumar partidos para que no decayera la fiesta.

El día 1 de agosto del citado año de 1918 El Telegrama del Rif se hacía eco de una noticia que publicó así:

 

Puesta en marcha la maquinaria organizadora, el periódico local hacía un completo seguimiento del acontecimiento a celebrar e iba informando puntualmente a sus lectores de la marcha del mismo. Así, el domingo 4 de agosto, una semana antes de la celebración del partido, volvía a informar:

 

Sólo les aclararé respecto de esta segunda noticia que el skating era la pista de patinaje que existía y existe en la entrada antigua de La Hípica.

El sábado día 10 se publicaba la tercera noticia:

 

A sólo 24 horas antes del evento, la información estaba totalmente servida, con esa mezcla de acontecimiento deportivo y social. Los más futboleros habrán observado que, a nada de comenzar el partido, lo de menos eran los equipos contendientes, cuestión esta totalmente irrelevante si no se tratase de un partido de fútbol.

Pero no pierda la calma impaciente lector, pues al fin el 11 de agosto, día del magno y piadoso evento, por fin El Telegrama nos informa no sólo de los equipos contendientes, sino también de los jugadores que los conformarán.

 

Observen el detalle en esta ocasión, respecto de la entrega del trofeo al equipo ganador.

Finalmente les aporto la crónica de lo que fue este festival futbolístico.

 

Si han sido pacientes y han llegado hasta aquí, no creo que les tenga que dar más explicaciones sobre el significado del acontecimiento. Sólo permítanme una última observación y era el grado de protagonismo de la mujer en el fútbol de la época. Era inconcebible en ese tiempo que las damas practicaran un deporte, a menudo violento, en cambio era plenamente aceptada su participación como jugadoras en el tenis.

Pero en fútbol o en el deporte hípico, junto con el tenis los deportes más habituales en la Melilla de esa época, la mujer se limitaba a participar efectuando el saque de honor, y con la entrega de cintas bordadas, lo que no dejaba de ser una sutil forma de acercamiento entre chicos y chicas.