Partido de vuelta de la Copa del Rey entre Athletic Club de Bilbao y UD Melilla

Antonio G. Jáuregui 13-04-2015 - Historia

  • El encuentro finalizó con victoria de los “leones” por 3 a 2, triunfo que les dio el pase a la siguiente ronda, pero los azulinos llegaron a ir ganando por 0 a 2

El miércoles 1 de diciembre de 1999, día del partido de vuelta de la Copa del Rey entre Athletic de Bilbao y uD Melilla, el periódico vasco El Correo titulaba así en sus páginas deportivas: “Algo más que un trámite”, “Un despiste puede costar muy caro”, “No hay que estar tranquilos, porque nos enfrentamos a un equipo que nos hizo daño”.

Tres páginas de información previa al partido indicaban muy a las claras que en Bilbao no se fiaban en absoluto de un Melilla que en el partido de ida había dado una soberana lección de pundonor y buen fútbol, y tenían toda la razón para no estar tranquilos y confiados.

Las alineaciones que saltaron al desaparecido campo de San Mamés, fueron las siguientes:

Athletic de Bilbao: Lafuente, Larraínzar, Alkorta, Ferreira, Lasa (Tiko 55’), Urrutia, Imaz (Etxebarría, 55’), Edu Alonso, Alkiza, Javi González y Urzaiz.

UD Melilla: Álvarez, Matías Rubio, Redondo (Nené, 62’), Íñigo Ros, Orta (Gustavo, 59’), Pagés, Quique, Contreras, Paulino, Pedro Pascual, José Carlos (Fran, 69’).

Árbitro: Mejuto González.

El partido comenzó como en Álvarez Claro. En el minuto 13 de la primera parte Pedro Pascual marcaba el 0 a 1 y adelantaba al Melilla en el marcador. Así finalizaba el primer tiempo.

Nada más comenzar la segunda, en el minuto 3, la Unión Deportiva Melilla marcaba el 0 a 2, esta vez obra de Paulino. Nadie lo creía, pero así estaban las cosas hasta que Joseba Etxeberría saltaba al césped en el minuto 55. Dos goles suyos, y uno más de  Urzaiz, acababan con el sueño azulino. Tuvieron que ser dos internacionales por España los que doblegaron a un equipo que salió ovacionado de San Mamés.

“Pitos para el Athletic y ovación para el Melilla. Ese es el veredicto de una Catedral por la que sobrevoló el pánico durante muchos minutos del partido de anoche”.

“Con un nudo en la garganta se fueron los más de 25.000 aficionados que acudieron anoche a San Mamés después de ver como su equipo tenía que remontar un 0-2”.

“El Athletic tuvo que sufrir y mucho, para superar la eliminatoria ante un excelente Melilla”.

“Melilla dijo adiós a lo grande”.

Esta fue parte de la crónica que el diario Marca hizo del partido de Bilbao.

No pudo ser. Al final el sueño quedó incompleto, pero en el alma de, me atrevería a decir, todos los melillenses quedó el orgullo y la satisfacción de haber competido con toda dignidad contra un gran equipo de fútbol.

NOTA: Tercer artículo y último de esta serie. Se publica después de la extraordinaria victoria de la UD Melilla ante el UCAM Murcia. Hoy más que nunca los sueños se pueden cumplir, adelante chicos ¡Aúpa Melilla!. 

Partido de vuelta de la Copa del Rey entre Athletic Club de Bilbao y UD Melilla

  • El encuentro finalizó con victoria de los “leones” por 3 a 2, triunfo que les dio el pase a la siguiente ronda, pero los azulinos llegaron a ir ganando por 0 a 2

El miércoles 1 de diciembre de 1999, día del partido de vuelta de la Copa del Rey entre Athletic de Bilbao y uD Melilla, el periódico vasco El Correo titulaba así en sus páginas deportivas: “Algo más que un trámite”, “Un despiste puede costar muy caro”, “No hay que estar tranquilos, porque nos enfrentamos a un equipo que nos hizo daño”.

Tres páginas de información previa al partido indicaban muy a las claras que en Bilbao no se fiaban en absoluto de un Melilla que en el partido de ida había dado una soberana lección de pundonor y buen fútbol, y tenían toda la razón para no estar tranquilos y confiados.

Las alineaciones que saltaron al desaparecido campo de San Mamés, fueron las siguientes:

Athletic de Bilbao: Lafuente, Larraínzar, Alkorta, Ferreira, Lasa (Tiko 55’), Urrutia, Imaz (Etxebarría, 55’), Edu Alonso, Alkiza, Javi González y Urzaiz.

UD Melilla: Álvarez, Matías Rubio, Redondo (Nené, 62’), Íñigo Ros, Orta (Gustavo, 59’), Pagés, Quique, Contreras, Paulino, Pedro Pascual, José Carlos (Fran, 69’).

Árbitro: Mejuto González.

El partido comenzó como en Álvarez Claro. En el minuto 13 de la primera parte Pedro Pascual marcaba el 0 a 1 y adelantaba al Melilla en el marcador. Así finalizaba el primer tiempo.

Nada más comenzar la segunda, en el minuto 3, la Unión Deportiva Melilla marcaba el 0 a 2, esta vez obra de Paulino. Nadie lo creía, pero así estaban las cosas hasta que Joseba Etxeberría saltaba al césped en el minuto 55. Dos goles suyos, y uno más de  Urzaiz, acababan con el sueño azulino. Tuvieron que ser dos internacionales por España los que doblegaron a un equipo que salió ovacionado de San Mamés.

“Pitos para el Athletic y ovación para el Melilla. Ese es el veredicto de una Catedral por la que sobrevoló el pánico durante muchos minutos del partido de anoche”.

“Con un nudo en la garganta se fueron los más de 25.000 aficionados que acudieron anoche a San Mamés después de ver como su equipo tenía que remontar un 0-2”.

“El Athletic tuvo que sufrir y mucho, para superar la eliminatoria ante un excelente Melilla”.

“Melilla dijo adiós a lo grande”.

Esta fue parte de la crónica que el diario Marca hizo del partido de Bilbao.

No pudo ser. Al final el sueño quedó incompleto, pero en el alma de, me atrevería a decir, todos los melillenses quedó el orgullo y la satisfacción de haber competido con toda dignidad contra un gran equipo de fútbol.

NOTA: Tercer artículo y último de esta serie. Se publica después de la extraordinaria victoria de la UD Melilla ante el UCAM Murcia. Hoy más que nunca los sueños se pueden cumplir, adelante chicos ¡Aúpa Melilla!.