Desierto y MTB la combinación perfecta

Jesús Angosto - Jiu Heredia 12-02-2015 - Bike - Rutas

  • Unos compañeros del grupo con los que salgo a rodar “Peligro de Muerte BTT” han realizado una increíble ruta por el desierto

Jiu Heredia

La idea de planificar esta ruta viene dada por nuestra afición y conocimiento del terreno desértico, dado que somos asiduos a ir con nuestros vehículos todo terreno y quads y por qué no realizar una ruta en MTB por las pistas desérticas, al más puro estilo TITAN DESERT (intocable para nosotros por el elevado coste de la inscripción).

Planificar la misma no ha sido tarea fácil, nos ha llevado algo más de dos meses realizar los tracks de las rutas, localizar el alojamiento, preparar el vehículo y el remolque y por supuesto, prepararnos físicamente ya que la ruta más corta era de 50 km por las tierras áridas del desierto. Pero antes de emprender la aventura hicimos un viaje a mediados de noviembre para ver si lo que habíamos planificado a golpe de mapas era factible de realizarla con nuestra bicicleta de MTB. Además, aprovechamos la experiencia para recopilar ropa de amigos que no usan, alimentos, material de estudio (libros, bolígrafos, lápices, etc.)

Llego el día y partimos hacia el Aubergue de Sud (punto habitual de alojamiento cuando bajamos), la salida de Melilla fue sobre las 15:00h. llegando al Aubergue alrededor de las 23:30h, ni que decir queda que el trato en el mismo es impecable, tanto en la amabilidad del personal del Aubergue y la comida exquisita. Para dar más datos el Aubergue de Sud está cercano al poblado de Hassi Labib, pero está en pleno corazón del desierto de Merzouga y a pié de duna, sin embargo una opción acertada para los que no conocen el desierto.

Tras el merecido descanso empezamos a preparar las bicicletas para hacer nuestra primera ruta de 80 Km, la misma era una ruta circular, partiendo desde la pista de Saf Saf y llegando hasta el Oasis de Saf Saf y vuelta al Aubergue.

El mismo transcurrió sin mayor trascendencia, tan sólo algún que otro pinchazo en ruta, y las típicas paradas para realizar fotos. Aquí tengo que añadir que, aunque en las fotografías se puede observar que la pista, aparentemente, es llana, el rodar por las mismas exige bastante desgaste físico, dado que es tierra muy suelta y la tracción de las bicicletas es mínima y exige bastante destreza en el pilotaje.

 

Ya de vuelta al Aubergue toca descansar y una merecedora cena, hay que destacar que mis compañeros de ruta se levantaron al día siguiente a las 6 am para disfrutar de un paseo en camello y disfrutar de las increíbles vistas de los amaneceres que se pueden ver en el desierto.

A su regreso comenzamos la ruta, esta vez el circuito planificado era un bucle, como el día anterior, la idea era ir hasta la gran duna de Erg-chebib (pequeño desierto) pasando por las minas de M’fis, eso sí, mil paradas para hacer fotos en los 50 km de ruta que teníamos planificado.

Tercer día, abandonas el Aubergue para dirigirnos al Kasbah Hotel Xaluca a 5 km de la ciudad de Errachidia. Quizás este día es el más vistoso de recorrer, dado que transcurre por una pista hasta la Ciudad de Orión, la Escalera Celeste y la Espiral Aurea, para cruzar el río de arena, hay que decir que esta ruta es la más larga, 87 km de pura pista desértica pero su belleza hace que sea muy amena.

El último día fue de merecido descanso en las instalaciones del Xaluca, una buena sesión de masaje, piscina, etc. Dentro del mismo hotel antes de partir de vuelta a casa.

Sin lugar a dudas un viaje para volver a repetirlo, el cual, ya estamos planificando.

Jiu Heredia

Desierto y MTB la combinación perfecta

  • Unos compañeros del grupo con los que salgo a rodar “Peligro de Muerte BTT” han realizado una increíble ruta por el desierto

La idea de planificar esta ruta viene dada por nuestra afición y conocimiento del terreno desértico, dado que somos asiduos a ir con nuestros vehículos todo terreno y quads y por qué no realizar una ruta en MTB por las pistas desérticas, al más puro estilo TITAN DESERT (intocable para nosotros por el elevado coste de la inscripción).

Planificar la misma no ha sido tarea fácil, nos ha llevado algo más de dos meses realizar los tracks de las rutas, localizar el alojamiento, preparar el vehículo y el remolque y por supuesto, prepararnos físicamente ya que la ruta más corta era de 50 km por las tierras áridas del desierto. Pero antes de emprender la aventura hicimos un viaje a mediados de noviembre para ver si lo que habíamos planificado a golpe de mapas era factible de realizarla con nuestra bicicleta de MTB. Además, aprovechamos la experiencia para recopilar ropa de amigos que no usan, alimentos, material de estudio (libros, bolígrafos, lápices, etc.)

Llego el día y partimos hacia el Aubergue de Sud (punto habitual de alojamiento cuando bajamos), la salida de Melilla fue sobre las 15:00h. llegando al Aubergue alrededor de las 23:30h, ni que decir queda que el trato en el mismo es impecable, tanto en la amabilidad del personal del Aubergue y la comida exquisita. Para dar más datos el Aubergue de Sud está cercano al poblado de Hassi Labib, pero está en pleno corazón del desierto de Merzouga y a pié de duna, sin embargo una opción acertada para los que no conocen el desierto.

Tras el merecido descanso empezamos a preparar las bicicletas para hacer nuestra primera ruta de 80 Km, la misma era una ruta circular, partiendo desde la pista de Saf Saf y llegando hasta el Oasis de Saf Saf y vuelta al Aubergue.

El mismo transcurrió sin mayor trascendencia, tan sólo algún que otro pinchazo en ruta, y las típicas paradas para realizar fotos. Aquí tengo que añadir que, aunque en las fotografías se puede observar que la pista, aparentemente, es llana, el rodar por las mismas exige bastante desgaste físico, dado que es tierra muy suelta y la tracción de las bicicletas es mínima y exige bastante destreza en el pilotaje.

 

Ya de vuelta al Aubergue toca descansar y una merecedora cena, hay que destacar que mis compañeros de ruta se levantaron al día siguiente a las 6 am para disfrutar de un paseo en camello y disfrutar de las increíbles vistas de los amaneceres que se pueden ver en el desierto.

A su regreso comenzamos la ruta, esta vez el circuito planificado era un bucle, como el día anterior, la idea era ir hasta la gran duna de Erg-chebib (pequeño desierto) pasando por las minas de M’fis, eso sí, mil paradas para hacer fotos en los 50 km de ruta que teníamos planificado.

Tercer día, abandonas el Aubergue para dirigirnos al Kasbah Hotel Xaluca a 5 km de la ciudad de Errachidia. Quizás este día es el más vistoso de recorrer, dado que transcurre por una pista hasta la Ciudad de Orión, la Escalera Celeste y la Espiral Aurea, para cruzar el río de arena, hay que decir que esta ruta es la más larga, 87 km de pura pista desértica pero su belleza hace que sea muy amena.

El último día fue de merecido descanso en las instalaciones del Xaluca, una buena sesión de masaje, piscina, etc. Dentro del mismo hotel antes de partir de vuelta a casa.

Sin lugar a dudas un viaje para volver a repetirlo, el cual, ya estamos planificando.