El Instituto Leopoldo Queipo, campeón de España de Fútbol Cadete y noveno del Mundo de Fútbol Escolar

Antonio G. Jáuregui 25-02-2014 - Historia

  • La gesta comenzó en 1982 en nuestra ciudad y finalizó en 1983 en Bélgica

Marcelo Maldonado

Todo empezó el miércoles 7 de abril de 1982, cuando el delegado provincial de Deportes, Juan Carlos Romero, anunciaba a los medios de comunicación que se había concedido a Melilla la organización de la Fase de Sector Interterritorial del Campeonato de España de Fútbol Cadete.

Esta primera fase se celebró en nuestra ciudad durante los días 30 de abril y 1 y 2 de mayo. Los equipos participantes fueron: Escuelas Profesionales “Virgen de Guadalupe” (Badajoz), Instituto Nacional de Bachillerato “Francisco Salzillo” de Alcantarilla (Murcia), Instituto Nacional de Bachillerato “Abyla” (Ceuta), Escuelas Profesionales “SAFA” del Puerto de Santa María (Cádiz), Instituto Nacional de Bachillerato “Alhadro” (Almería) y el Instituto Nacional de Bachillerato “Leopoldo Queipo” de Melilla.

Después de vencer por dos tantos a cero al equipo de Almería, y dos a uno al de Murcia, el Queipo se clasificaba como campeón para disputar la fase nacional en Almería, en el que se tenían que enfrentar a los Institutos “Sagrado Corazón” de Logroño, “Padre Aramburu” de Burgos y “Don Bosco” de Alicante.

La expedición partió hacia Almería el día 18 de mayo con Vicente Ramírez y Miguel Gómez en las funciones de entrenadores; como porteros, Marcelo Maldonado Roldán y José Luis Andujar Postigo; defensas, Francisco López Peláez, José García Escalona, Ángel Hierro Moreno, Juan Carlos Márquez Infantes y José Alcoba Luque; centrocampistas, Antonio Martínez Delgado, Said Mohamed Uariachi, Santiago Remartínez Escobar, José Ángel Fernández Alarcón y Manuel Pareja Cánovas; y como delanteros, Manuel López Saavedra, Jorge Pérez Escámez, José Manuel Gómez Aguado, Juan Parra Del Pino, y José M. Jiménez González. También les acompañó el periodista Antonio Calderay, de Radio Melilla, que retransmitió los partidos para la ciudad.

El Queipo debutaba en el Estadio Franco Navarro con empate a cero frente a Logroño. Jugaron este partido Marcelo; Peláez, Escalona, Márquez; Hierro, Delgado; Saavedra, Said (Alcoba), Jorge, Márquez y Aguado.

Vencía por dos a cero a Alicante con la variante en la alineación de la delantera, que la formaron Saavedra (Jorge), Alcoba (Pareja), Santi, Jiménez, Aguado y se proclamaba campeón de España imbatido al vencer a Burgos por uno a cero, con gol de Saavedra y con Marcelo en la portería; Peláez, Escalona, Márquez como defensas; Hierro y Delgado en la línea media; y como delanteros Saavedra, Jiménez (Padilla), Santi, Said y Aguado.

La clasificación final quedó como sigue:

1º y Campeón de España, Leopoldo Queipo de Melilla, con 5 puntos

2º Logroño, con 4 puntos

3º Burgos con, 2 puntos

4º Alicante, 1 punto

Campeonato del Mundo de Fútbol Escolar

El 27 de agosto de 1983, un año después, la expedición melillense formada de nuevo por Vicente Ramírez y Miguel Gómez, más los jugadores Marcelo y Andújar, Peláez, Escalona, Hierro, Márquez, Remartínez, Delgado, Said, Alcoba, Pareja, Saavedra, Aguado, Escámez, Parra, Jiménez y José Ángel partían hacia la ciudad de Brujas en Bélgica para participar en el Campeonato del Mundo de Fútbol Escolar.

El equipo melillense no tuvo demasiada suerte en el sorteo del grupo en que le tocó competir en la primera fase, pues quedó encuadrado contra Austria, a la que se venció en el debut por un gol a cero, para perder por uno a cero frente a Bostwana y empatar el tercero a cero frente a Suecia, equipos estos dos últimos que a la postre serían los que llegaron a la final del campeonato.

Esto llevaría a Melilla a jugar del noveno puesto en adelante, posición que finalmente se consiguió al jugar esta segunda fase de manera brillante, logrando vencer a Dinamarca por un contundente seis a uno, y ganar en los penaltis, después de haber finalizado el partido con empate a uno, al equipo anfitrión de Bélgica.

Fue sin lugar a dudas una brillante gesta la conseguida por este joven grupo de deportistas melillenses y un importante galardón el conseguido para la historia deportiva de Melilla y del centro de enseñanza pública pionero de la ciudad, el Instituto “Leopoldo Queipo”, dirigido en esa etapa por don Eduardo Guerra.

Marcelo Maldonado

El Instituto Leopoldo Queipo, campeón de España de Fútbol Cadete y noveno del Mundo de Fútbol Escolar

  • La gesta comenzó en 1982 en nuestra ciudad y finalizó en 1983 en Bélgica

Todo empezó el miércoles 7 de abril de 1982, cuando el delegado provincial de Deportes, Juan Carlos Romero, anunciaba a los medios de comunicación que se había concedido a Melilla la organización de la Fase de Sector Interterritorial del Campeonato de España de Fútbol Cadete.

Esta primera fase se celebró en nuestra ciudad durante los días 30 de abril y 1 y 2 de mayo. Los equipos participantes fueron: Escuelas Profesionales “Virgen de Guadalupe” (Badajoz), Instituto Nacional de Bachillerato “Francisco Salzillo” de Alcantarilla (Murcia), Instituto Nacional de Bachillerato “Abyla” (Ceuta), Escuelas Profesionales “SAFA” del Puerto de Santa María (Cádiz), Instituto Nacional de Bachillerato “Alhadro” (Almería) y el Instituto Nacional de Bachillerato “Leopoldo Queipo” de Melilla.

Después de vencer por dos tantos a cero al equipo de Almería, y dos a uno al de Murcia, el Queipo se clasificaba como campeón para disputar la fase nacional en Almería, en el que se tenían que enfrentar a los Institutos “Sagrado Corazón” de Logroño, “Padre Aramburu” de Burgos y “Don Bosco” de Alicante.

La expedición partió hacia Almería el día 18 de mayo con Vicente Ramírez y Miguel Gómez en las funciones de entrenadores; como porteros, Marcelo Maldonado Roldán y José Luis Andujar Postigo; defensas, Francisco López Peláez, José García Escalona, Ángel Hierro Moreno, Juan Carlos Márquez Infantes y José Alcoba Luque; centrocampistas, Antonio Martínez Delgado, Said Mohamed Uariachi, Santiago Remartínez Escobar, José Ángel Fernández Alarcón y Manuel Pareja Cánovas; y como delanteros, Manuel López Saavedra, Jorge Pérez Escámez, José Manuel Gómez Aguado, Juan Parra Del Pino, y José M. Jiménez González. También les acompañó el periodista Antonio Calderay, de Radio Melilla, que retransmitió los partidos para la ciudad.

El Queipo debutaba en el Estadio Franco Navarro con empate a cero frente a Logroño. Jugaron este partido Marcelo; Peláez, Escalona, Márquez; Hierro, Delgado; Saavedra, Said (Alcoba), Jorge, Márquez y Aguado.

Vencía por dos a cero a Alicante con la variante en la alineación de la delantera, que la formaron Saavedra (Jorge), Alcoba (Pareja), Santi, Jiménez, Aguado y se proclamaba campeón de España imbatido al vencer a Burgos por uno a cero, con gol de Saavedra y con Marcelo en la portería; Peláez, Escalona, Márquez como defensas; Hierro y Delgado en la línea media; y como delanteros Saavedra, Jiménez (Padilla), Santi, Said y Aguado.

La clasificación final quedó como sigue:

1º y Campeón de España, Leopoldo Queipo de Melilla, con 5 puntos

2º Logroño, con 4 puntos

3º Burgos con, 2 puntos

4º Alicante, 1 punto

Campeonato del Mundo de Fútbol Escolar

El 27 de agosto de 1983, un año después, la expedición melillense formada de nuevo por Vicente Ramírez y Miguel Gómez, más los jugadores Marcelo y Andújar, Peláez, Escalona, Hierro, Márquez, Remartínez, Delgado, Said, Alcoba, Pareja, Saavedra, Aguado, Escámez, Parra, Jiménez y José Ángel partían hacia la ciudad de Brujas en Bélgica para participar en el Campeonato del Mundo de Fútbol Escolar.

El equipo melillense no tuvo demasiada suerte en el sorteo del grupo en que le tocó competir en la primera fase, pues quedó encuadrado contra Austria, a la que se venció en el debut por un gol a cero, para perder por uno a cero frente a Bostwana y empatar el tercero a cero frente a Suecia, equipos estos dos últimos que a la postre serían los que llegaron a la final del campeonato.

Esto llevaría a Melilla a jugar del noveno puesto en adelante, posición que finalmente se consiguió al jugar esta segunda fase de manera brillante, logrando vencer a Dinamarca por un contundente seis a uno, y ganar en los penaltis, después de haber finalizado el partido con empate a uno, al equipo anfitrión de Bélgica.

Fue sin lugar a dudas una brillante gesta la conseguida por este joven grupo de deportistas melillenses y un importante galardón el conseguido para la historia deportiva de Melilla y del centro de enseñanza pública pionero de la ciudad, el Instituto “Leopoldo Queipo”, dirigido en esa etapa por don Eduardo Guerra.