El Real Betis, una curiosa historia con Melilla

Antonio G. Jáuregui 22-11-2013 - Historia

  • La primera visita verdiblanca fue en 1928, hubo una segunda en 1943 y el primer partido oficial se jugó en 1948

El Real Betis Balompié jugó por primera vez en Melilla en el año 1928, más concretamente el día 12 de agosto. En el desaparecido campo de La Hípica se enfrentó a una Selección local. El partido se celebró a beneficio de la Caja de Socorros de la Asociación de la Prensa de la ciudad.

Venció el equipo sevillano por tres a cero y destacaba en su narración el cronista de El Telegrama del Rif, OILIME:

“El juego del Betis se destaca por lo vistoso y científico”.

“La línea delantera del Betis emplea un juego de combinación desconocido en Melilla, que obliga a la Selección a concentrarse en su terreno para defender el marco”.

“El Betis echa fuera un penalti deliberadamente”.

De la Selección melillense destacó que, de haber estado más entrenada, el triunfo de ésta hubiera sido seguro.

La presencia en nuestra ciudad del Betis, entonces en Segunda División, se debió sin ninguna duda a la gran amistad que unía a dos personajes singulares de una gran valía personal, que han pasado por derecho propio a los anales de la Historia de España. Nos referimos a Ignacio Sánchez Mejías y José Sanjurjo Sacanell.

Del laureado General Sanjurjo, socio del Betis, dos veces Comandante General de Melilla, entre los años 1921-1922 y 1924-1925, y que en este momento ostentaba el cargo de Alto Comisario, diremos que era un hombre que amaba esta tierra y que siempre que pudo la benefició. Se desplazó desde Ceuta en hidroavión para presenciar el partido acompañado de otro ilustre militar, el  también laureado Teniente Coronel Varela. Sanjurjo falleció trágicamente en accidente de aviación al comienzo de la Guerra Civil cuando se desplazaba desde Portugal a España para incorporase a las filas nacionales.

Sánchez Mejías, presidente del Betis, fue un gran torero, actor, dramaturgo, vinculado a la generación del 27. Había accedido a la presidencia del equipo sevillano unos meses antes de esta visita a Melilla, elegido por unanimidad, y aunque no era un hombre de fútbol, se supo rodear de buenos asesores y le dio al Betis un impulso que le conduciría a la Primera División del fútbol español en 1932, siendo el primer equipo andaluz en alcanzar esta categoría.

En 1934, ya abandonada la presidencia del Betis y habiendo regresado a los ruedos, falleció víctima de una cornada en la plaza de toros de Manzanares. Este hecho inspiró al gran Federico García Lorca su magnífico poema “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías”. Una calle en la feria de Sevilla recuerda permanentemente su nombre.

En definitiva, dos grandes amigos unidos por la pasión verdiblanca, la aventura, el riesgo, el valor, la tragedia y dicen las malas lenguas que…  también las mujeres.

Segunda visita a Melilla

La segunda visita del Betis se produjo en el año 1943. Había descendido de Primera División en la temporada 1941-42. Fue con motivo de los festejos de la ciudad y, como era habitual en la época, se enfrentó en dos partidos a la recién creada UD Melilla. En el primer partido, celebrado el día 5 de septiembre, venció el Betis por uno a cero. Como anécdota, destacar el comentario del cronista de El Telegrama del Rif, EQUIS. “No hemos de cerrar esta crónica sin hacer constar que va siendo hora de que se evite por parte de los jugadores locales la tan  arraigada mala costumbre de hacer manos, incluso en jugadas en que ningún peligro se evita con ello”.

El martes día 7 se celebró el segundo partido, denominado de revancha, y el equipo melillense se la tomó cumplidamente venciendo por tres a cero a los béticos. No consta en la crónica que los locales hubieran abandonado definitivamente la manía de tocar el balón con las manos, aunque es factible deducir que sí, visto el resultado.

Partido oficial

El domingo 10 de octubre de 1948, el titular del artículo de El Telegrama del Rif anunciador del partido que la UD Melilla disputaba esa tarde en Álvarez Claro, correspondiente a la quinta jornada del Grupo VI de Tercera División, era el siguiente: “El Real Betis Balompié nos visita por primera vez en competición oficial”. Empate a uno fue el resultado final. Y es que el Betis fue el inventor de los ascensores, pasó de Primera en la temporada 41-42 a Segunda en la 42-43 y a Tercera División en la temporada 1946-47, permaneciendo en ésta hasta la temporada 1953-54, en que retornó a Segunda.

Pero fue en la siguiente temporada, la 194950, en la que de nuevo, ésta vez en el Grupo V participan ambos, la UD Melilla queda en segunda posición justo por delante del Betis que quedó tercero, y que permitió a los melillenses jugar la promoción de ascenso a Segunda, consiguiendo el objetivo de subir de categoría. El equipo sevillano continuaría en Tercera División, como les decíamos, hasta la temporada 1953-54, justo la misma temporada en que la UD Melilla bajaba de nuevo a Tercera. 

Fuentes: Las fuentes son El Telegrama del Rif y Manquepierda.com/historiarealbetis

En la foto aparecen Comandante General González Carrasco; Jaime Tur, presidente de la Asociación de la Prensa; José Ferrín, directivo de la Asociación de la Prensa; y directivos y jugadores del Real Betis Balompié.

El Real Betis, una curiosa historia con Melilla

  • La primera visita verdiblanca fue en 1928, hubo una segunda en 1943 y el primer partido oficial se jugó en 1948

El Real Betis Balompié jugó por primera vez en Melilla en el año 1928, más concretamente el día 12 de agosto. En el desaparecido campo de La Hípica se enfrentó a una Selección local. El partido se celebró a beneficio de la Caja de Socorros de la Asociación de la Prensa de la ciudad.

Venció el equipo sevillano por tres a cero y destacaba en su narración el cronista de El Telegrama del Rif, OILIME:

“El juego del Betis se destaca por lo vistoso y científico”.

“La línea delantera del Betis emplea un juego de combinación desconocido en Melilla, que obliga a la Selección a concentrarse en su terreno para defender el marco”.

“El Betis echa fuera un penalti deliberadamente”.

De la Selección melillense destacó que, de haber estado más entrenada, el triunfo de ésta hubiera sido seguro.

La presencia en nuestra ciudad del Betis, entonces en Segunda División, se debió sin ninguna duda a la gran amistad que unía a dos personajes singulares de una gran valía personal, que han pasado por derecho propio a los anales de la Historia de España. Nos referimos a Ignacio Sánchez Mejías y José Sanjurjo Sacanell.

Del laureado General Sanjurjo, socio del Betis, dos veces Comandante General de Melilla, entre los años 1921-1922 y 1924-1925, y que en este momento ostentaba el cargo de Alto Comisario, diremos que era un hombre que amaba esta tierra y que siempre que pudo la benefició. Se desplazó desde Ceuta en hidroavión para presenciar el partido acompañado de otro ilustre militar, el  también laureado Teniente Coronel Varela. Sanjurjo falleció trágicamente en accidente de aviación al comienzo de la Guerra Civil cuando se desplazaba desde Portugal a España para incorporase a las filas nacionales.

Sánchez Mejías, presidente del Betis, fue un gran torero, actor, dramaturgo, vinculado a la generación del 27. Había accedido a la presidencia del equipo sevillano unos meses antes de esta visita a Melilla, elegido por unanimidad, y aunque no era un hombre de fútbol, se supo rodear de buenos asesores y le dio al Betis un impulso que le conduciría a la Primera División del fútbol español en 1932, siendo el primer equipo andaluz en alcanzar esta categoría.

En 1934, ya abandonada la presidencia del Betis y habiendo regresado a los ruedos, falleció víctima de una cornada en la plaza de toros de Manzanares. Este hecho inspiró al gran Federico García Lorca su magnífico poema “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías”. Una calle en la feria de Sevilla recuerda permanentemente su nombre.

En definitiva, dos grandes amigos unidos por la pasión verdiblanca, la aventura, el riesgo, el valor, la tragedia y dicen las malas lenguas que…  también las mujeres.

Segunda visita a Melilla

La segunda visita del Betis se produjo en el año 1943. Había descendido de Primera División en la temporada 1941-42. Fue con motivo de los festejos de la ciudad y, como era habitual en la época, se enfrentó en dos partidos a la recién creada UD Melilla. En el primer partido, celebrado el día 5 de septiembre, venció el Betis por uno a cero. Como anécdota, destacar el comentario del cronista de El Telegrama del Rif, EQUIS. “No hemos de cerrar esta crónica sin hacer constar que va siendo hora de que se evite por parte de los jugadores locales la tan  arraigada mala costumbre de hacer manos, incluso en jugadas en que ningún peligro se evita con ello”.

El martes día 7 se celebró el segundo partido, denominado de revancha, y el equipo melillense se la tomó cumplidamente venciendo por tres a cero a los béticos. No consta en la crónica que los locales hubieran abandonado definitivamente la manía de tocar el balón con las manos, aunque es factible deducir que sí, visto el resultado.

Partido oficial

El domingo 10 de octubre de 1948, el titular del artículo de El Telegrama del Rif anunciador del partido que la UD Melilla disputaba esa tarde en Álvarez Claro, correspondiente a la quinta jornada del Grupo VI de Tercera División, era el siguiente: “El Real Betis Balompié nos visita por primera vez en competición oficial”. Empate a uno fue el resultado final. Y es que el Betis fue el inventor de los ascensores, pasó de Primera en la temporada 41-42 a Segunda en la 42-43 y a Tercera División en la temporada 1946-47, permaneciendo en ésta hasta la temporada 1953-54, en que retornó a Segunda.

Pero fue en la siguiente temporada, la 194950, en la que de nuevo, ésta vez en el Grupo V participan ambos, la UD Melilla queda en segunda posición justo por delante del Betis que quedó tercero, y que permitió a los melillenses jugar la promoción de ascenso a Segunda, consiguiendo el objetivo de subir de categoría. El equipo sevillano continuaría en Tercera División, como les decíamos, hasta la temporada 1953-54, justo la misma temporada en que la UD Melilla bajaba de nuevo a Tercera. 

Fuentes: Las fuentes son El Telegrama del Rif y Manquepierda.com/historiarealbetis

En la foto aparecen Comandante General González Carrasco; Jaime Tur, presidente de la Asociación de la Prensa; José Ferrín, directivo de la Asociación de la Prensa; y directivos y jugadores del Real Betis Balompié.