29 de junio de 1950: Primer ascenso de la UD Melilla a Segunda División

Antonio G. Jáuregui 06-11-2013 - Historia

  • En la categoría de plata debutó frente al Albacete Balompié, goleándole 6-1

El 24 de septiembre de 1944 en la Línea de la Concepción, la Unión Deportiva Melilla iniciaba su andadura en el fútbol nacional, enclavado en la Tercera División.

Seis temporadas más tarde, después de vicisitudes de todo tipo, en mayor número las positivas, a modo de ejemplo, el abandono del viejo campo de la Hípica e inauguración del (en aquel tiempo) magnífico estadio Álvarez Claro el 9 de septiembre de 1945, o las dos temporadas a punto de lograr el ascenso, y entre las negativas, una en la que se rondó el descenso y el endémico problema económico; por fin, en la temporada 1949/50, la U. D. Melilla lograba otro de los fines propuestos en su creación, el ascenso a la Segunda División del fútbol nacional.

En la temporada 1948/49, la UDM., se libraba del descenso gracias a una reestructuración de la categoría y curiosamente en la 1949/50, con graves problemas económicos en la que se tiene que hacer cargo temporalmente de la presidencia el alcalde de la ciudad, don Rafael Álvarez Claro para evitar la desaparición del Club, la UDM. conformaba una excelente plantilla, que aún tuvo que aguantar el traspaso de Larrarte al C. D. Málaga recién ascendido a Primera en noviembre del 49  y Luisito Sánchez al Atlético de Tetuán de segunda división en enero del 50, operaciones que no mermaron la calidad futbolística de la plantilla y que alivió en parte la delicada situación financiera.

La UDM. acaba la fase regular, en segunda posición, a un solo punto del Ceuta que finaliza primero; esto le da derecho a jugar la fase de ascenso en el Grupo Segundo, formado por los equipos que a continuación se relacionan, en el orden en que finalmente quedaron finalizada la liguilla, después de diez partidos jugados:

U. D. Melilla

U. D. Las Palmas

Imperial de Murcia

A. D. Ceuta

C. D. Toledo

Tenerife F. C.

La afición melillense entonó el alirón en el estadio Álvarez Claro, en el que el Melilla jugó y venció al Toledo por cinco goles a uno, en el último partido de la promoción de ascenso. La alineación de la U. D. Melilla en este histórico partido fue la siguiente: Forner; García Valle, Errázquin, Ayllón; Muñoz, Martí Jimeno; Pitarch, Martín López, Roldán, Juanito Moreno y Linares.

Llamada a los socios

A mediados de julio, se convoca una magna asamblea de socios en la plaza de toros, el Sr. Álvarez Claro que había sido nombrado hacía poco tiempo Presidente Honorario Perpetuo, hacía un llamado a través de la prensa animando a los socios a participar y encontrar soluciones a la grave situación económica, además se designaba la nueva Junta Directiva que pasó a presidir, don Antonio Parres Candela. Como muestra del grado de compromiso existente entre los aficionados, contarles que esta Junta la constituían, además del citado presidente, dos vicepresidencias, secretario y vicesecretario general, contador y vicecontador, tesorero y 22 vocales; ítem más, para poder fichar nuevos jugadores, prestaron su firma en calidad de préstamo un importante número de personas en su mayoría empresarios melillenses, que a principios de agosto llevaban avaladas la nada despreciable cifra, para la época, de 200.000 pesetas.

Así, con el mayor entusiasmo, no exento de dificultades, la Unión Deportiva Melilla, iniciaba la pretemporada con diversos amistosos con equipos de la tierra, y un amistoso  más serio en la semana de feria contra el Atlético Tetuán, de la misma categoría, al que se venció por cuatro a dos, para llegar al día 10 de septiembre de 1950, en el que debutaba formando parte del Grupo Sur de Segunda División, en el estadio Álvarez Claro contra el Albacete Balompié, al que se le vencía por un contundente seis a uno.

Esta fue la histórica alineación del Melilla: Serer; García Valle, Errazquín, Ayllón; Muñoz, Llopis; Linares, Oliva, Martín, Moreno y Huguet; entrenador Pedro Solé.

Nota aclaratoria

Melilla participó en dos ocasiones en la Segunda División, que en aquellos tiempos estaba dividida, por razones de índole económica y de dificultad para los largos desplazamientos, en dos grupos Norte y Sur, una la relatada en este artículo, la segunda vez, se consiguió el ascenso en la temporada 1961/62.

La actual Segunda División “B”, se crea a partir de la temporada 1987/88, de nuevo el Melilla consiguió el ascenso, siendo encuadrado en el Grupo IV, en el que continúa, es por ello el Club Decano de esta competición.