Juanma Espinosa decide en el duelo de Decanos

UDM 22-10-2017 - UD Melilla

  • El mediocentro de Arbuniel ejecutó al ‘Recre’ con un certero libre directo, anotado en el minuto 88’ de partido

  • La UD Melilla dominó el partido en juego y ocasiones, demostrando su valía ante un complicado rival

El ‘Fort Claro’ continúa siendo inexpugnable. A pesar de la amenaza que suponía la visita a Melilla del ‘Recre’, todo un histórico con un plantel repleto de grandes futbolistas, los azulinos no dieron opción a su rival y consiguieron, una semana más, seguir imbatidos en su fortín. La sentencia del equipo local llegó algo tarde, quizá demasiado tarde a tenor de lo visto sobre el verde, pero supo a gloria a los asistentes. Ya pasado el minuto 88 de partido, Juanma Espinosa dispuso de un tiro franco desde la frontal del área, a unos 20 metros del arco. A los grandes pistoleros no les tiembla el pulso, y a Juanma tampoco. Acabó anotando, con mucha delicadeza y por la escuadra, un soberbio gol que llevó el éxtasis a la grada y que aúpa a los melillenses a los puestos de privilegio de la tabla. Genial puntería la del Clint Eastwood de Arbuniel.

La contienda, eso sí, comenzó con un Recreativo bastante peleón. Los primeros quince minutos de juego fueron de los de Javi Casquero, que sorprendían a los melillenses en un flojo arranque. Llegaron con más viveza al área que los unionistas, que apenas podían aglutinar la posesión de su esférico. A pesar de ello, no supieron o pudieron materializar su juego en ocasiones, algo que dejó tiempo a la escuadra local para recomponerse sobre el césped y empezar a ser el equipo que realmente es.

Cuando el plantel de Manolo Herrero comenzó a generar el fútbol que usualmente practica, el guion del encuentro cambió drásticamente. El primero en probar suerte fue Zelu, que en el encuentro de hoy estuvo muy activo e incisivo, al igual que su compañero en el extremo opuesto, Pedro Vázquez.

El disparo del jerezano, en el minuto 12, fue desviado por el guardameta visitante Marc Martínez; e idéntica suerte correría, cinco minutos más tarde, el chut del ghanés Richard Boateng. En esta ocasión, la más clara de los azulinos en esta primera mitad, el balón impactó en la madera tras el rechace del arquero.

Aunque la UD Melilla proponía, no disponía en exceso. Los de Javi Casquero aguantaban con fiereza los envites azulinos hasta que, a la vuelta del descanso, el dominio local se tornó aún más evidente y prolífico en ocasiones de gol. Álex Cruz, Boateng, Zelu y Juanma tuvieron oportunidades para romper el resultado inicial, pero los onubenses se defendían como gato panza arriba y el tanto no acababa de llegar para desesperación de los melillenses.

Fue entonces cuando viró su esquema Casquero, colocando un 4-4-2 con dos arietes puros tras la entrada de Gorka Santamaría. En los minutos siguientes, de cierto empuje visitante, llegó la ocasión más clara del conjunto blanquiazul. A la salida de un córner, y en el minuto 77, José Carlos Lazo conectaba (en el segundo palo y sin dejar botar la pelota) un córner sacado desde el flanco derecho que helaría el corazón al público asistente. El balón rebotó con dureza contra el travesaño de la meta de Dani Barrio, que por muy poco ha conseguido sumar su 7º encuentro (de 10) con la portería a cero.

Justo cuando el choque parecía algo más abierto, un mal despeje de la zaga recreativista les obligó a cometer una peligrosa falta en la frontal, prácticamente en el arco superior del semicírculo del área. Allí mismo amasaba la pelota el jiennense Juanma Espinosa antes de depositarla con delicadeza en el verde. Con dos pasos de carrerilla y un delicado golpeo anotaría su segundo libre directo en dos jornadas.

El mediocentro superaba con maestría la barrera dispuesta por el ‘Recre’, alojando el balón muy cerca de la escuadra izquierda de Martínez y haciendo estallar el júbilo entre el público melillista, que ya temía otro empate -a pesar del dominio en juego y ocasiones-.

No hubo más fútbol en el Álvarez Claro hasta el final, firmándose así la cuarta victoria azulina en casa. El decano “chico” se comió al “grande”, asegurándose así tres vitales puntos que lo dejan colocado en los puestos nobles de la tabla, a tan sólo un crédito del actual líder de la competición, el Écija Balompié. Los de Manolo Herrero se enfrentarán la próxima semana a otro buen plantel, un C.D. El Ejido 2012 que ha demostrado ser mucho mejor equipo de lo que evidencia su actual posición clasificatoria.

UD MELILLA:

Dani Barrio, Pepe Romero, Jilmar, Odei, Álex Cruz (61’, Mahanan), Lolo Garrido, Juanma Espinosa, Boateng (84’, Rubén), Zelu, Pedro Vázquez y Yacine (74’, Nacho).

RECREATIVO DE HUELVA:

Marc Martínez, Iván Malón, Casado, Sergio Gómez, Julio Rodríguez, Djak Traoré, Antonio Núñez (73’, Gorka Santamaría), Rafa de Vicente, Santi Luque (58’, Antonio Domínguez) y Carlos Calvo (58’, Lazo).

GOLES:

(0-1): 88’, Juanma Espinosa de libre directo.

Juanma Espinosa decide en el duelo de Decanos

  • El mediocentro de Arbuniel ejecutó al ‘Recre’ con un certero libre directo, anotado en el minuto 88’ de partido

  • La UD Melilla dominó el partido en juego y ocasiones, demostrando su valía ante un complicado rival

El ‘Fort Claro’ continúa siendo inexpugnable. A pesar de la amenaza que suponía la visita a Melilla del ‘Recre’, todo un histórico con un plantel repleto de grandes futbolistas, los azulinos no dieron opción a su rival y consiguieron, una semana más, seguir imbatidos en su fortín. La sentencia del equipo local llegó algo tarde, quizá demasiado tarde a tenor de lo visto sobre el verde, pero supo a gloria a los asistentes. Ya pasado el minuto 88 de partido, Juanma Espinosa dispuso de un tiro franco desde la frontal del área, a unos 20 metros del arco. A los grandes pistoleros no les tiembla el pulso, y a Juanma tampoco. Acabó anotando, con mucha delicadeza y por la escuadra, un soberbio gol que llevó el éxtasis a la grada y que aúpa a los melillenses a los puestos de privilegio de la tabla. Genial puntería la del Clint Eastwood de Arbuniel.

La contienda, eso sí, comenzó con un Recreativo bastante peleón. Los primeros quince minutos de juego fueron de los de Javi Casquero, que sorprendían a los melillenses en un flojo arranque. Llegaron con más viveza al área que los unionistas, que apenas podían aglutinar la posesión de su esférico. A pesar de ello, no supieron o pudieron materializar su juego en ocasiones, algo que dejó tiempo a la escuadra local para recomponerse sobre el césped y empezar a ser el equipo que realmente es.

Cuando el plantel de Manolo Herrero comenzó a generar el fútbol que usualmente practica, el guion del encuentro cambió drásticamente. El primero en probar suerte fue Zelu, que en el encuentro de hoy estuvo muy activo e incisivo, al igual que su compañero en el extremo opuesto, Pedro Vázquez.

El disparo del jerezano, en el minuto 12, fue desviado por el guardameta visitante Marc Martínez; e idéntica suerte correría, cinco minutos más tarde, el chut del ghanés Richard Boateng. En esta ocasión, la más clara de los azulinos en esta primera mitad, el balón impactó en la madera tras el rechace del arquero.

Aunque la UD Melilla proponía, no disponía en exceso. Los de Javi Casquero aguantaban con fiereza los envites azulinos hasta que, a la vuelta del descanso, el dominio local se tornó aún más evidente y prolífico en ocasiones de gol. Álex Cruz, Boateng, Zelu y Juanma tuvieron oportunidades para romper el resultado inicial, pero los onubenses se defendían como gato panza arriba y el tanto no acababa de llegar para desesperación de los melillenses.

Fue entonces cuando viró su esquema Casquero, colocando un 4-4-2 con dos arietes puros tras la entrada de Gorka Santamaría. En los minutos siguientes, de cierto empuje visitante, llegó la ocasión más clara del conjunto blanquiazul. A la salida de un córner, y en el minuto 77, José Carlos Lazo conectaba (en el segundo palo y sin dejar botar la pelota) un córner sacado desde el flanco derecho que helaría el corazón al público asistente. El balón rebotó con dureza contra el travesaño de la meta de Dani Barrio, que por muy poco ha conseguido sumar su 7º encuentro (de 10) con la portería a cero.

Justo cuando el choque parecía algo más abierto, un mal despeje de la zaga recreativista les obligó a cometer una peligrosa falta en la frontal, prácticamente en el arco superior del semicírculo del área. Allí mismo amasaba la pelota el jiennense Juanma Espinosa antes de depositarla con delicadeza en el verde. Con dos pasos de carrerilla y un delicado golpeo anotaría su segundo libre directo en dos jornadas.

El mediocentro superaba con maestría la barrera dispuesta por el ‘Recre’, alojando el balón muy cerca de la escuadra izquierda de Martínez y haciendo estallar el júbilo entre el público melillista, que ya temía otro empate -a pesar del dominio en juego y ocasiones-.

No hubo más fútbol en el Álvarez Claro hasta el final, firmándose así la cuarta victoria azulina en casa. El decano “chico” se comió al “grande”, asegurándose así tres vitales puntos que lo dejan colocado en los puestos nobles de la tabla, a tan sólo un crédito del actual líder de la competición, el Écija Balompié. Los de Manolo Herrero se enfrentarán la próxima semana a otro buen plantel, un C.D. El Ejido 2012 que ha demostrado ser mucho mejor equipo de lo que evidencia su actual posición clasificatoria.

UD MELILLA:

Dani Barrio, Pepe Romero, Jilmar, Odei, Álex Cruz (61’, Mahanan), Lolo Garrido, Juanma Espinosa, Boateng (84’, Rubén), Zelu, Pedro Vázquez y Yacine (74’, Nacho).

RECREATIVO DE HUELVA:

Marc Martínez, Iván Malón, Casado, Sergio Gómez, Julio Rodríguez, Djak Traoré, Antonio Núñez (73’, Gorka Santamaría), Rafa de Vicente, Santi Luque (58’, Antonio Domínguez) y Carlos Calvo (58’, Lazo).

GOLES:

(0-1): 88’, Juanma Espinosa de libre directo.