Body-Check Jesús Martínez

Club Melilla Baloncesto en Adecco Plata

10-06-2013

Este fin de semana, durante la celebración en Madrid de la asamblea general ordinarios de la FEB, se ha despejado uno de los interrogantes que se cernía sobre el Club Melilla Baloncesto, salvo milagro en forma de problemas económicos generalizados, el hasta ahora decano, participará en la próxima edición de la Adecco Plata.

"La categoría se adapta mucho mejor a la realidad deportiva de la ciudad y al nivel del baloncesto de Melilla"

Nos hemos equivocado todos al pensar que esta temporada, al haber únicamente catorce equipos en la competición, no existirían descensos y que los resultados deportivos tendrían una importancia relativa. El club, el cuerpo técnico, los periodistas, los aficionados,... todos dimos por hecho que se nos repescaría para participar de nuevo en la Adecco Oro, pero a la vista de la situación actual, pensar que cuatro equipos no van a poder formalizar la inscripción es una quimera.

Sin embargo y en contra de lo que pueda parecer a primera vista, creo que no tiene por qué ser negativo el hecho de que el Melilla Baloncesto participe en esta categoría:

Se podrá hacer un equipo competitivo con bastante menos dinero, lo que puede permitir recortar el déficit y sanear la situación económica del club, siempre y cuando se mantengan las cantidades previstas como subvención inicialmente. Permitirá, o al menos debería, racionalizar la estructura deportiva y administrativa, adaptándola a la nueva situación y a las verdaderas necesidades del club.

La categoría se adapta mucho mejor a la realidad deportiva de la ciudad y al nivel del baloncesto de Melilla. Se elimina el importante salto que había anteriormente hasta el primer equipo y va a facilitar enormemente que jugadores y técnicos formados en la ciudad lleguen al Melilla Baloncesto, algo que estos últimos años estaba resultando muy complicado, por no decir imposible.

Va a ser fundamental que todos los equipos sean conscientes de su papel en la estructura y sean capaces de sacrificar sus intereses privados, en favor del bien del baloncesto melillense.

En esta línea, y haciéndome eco de  palabras del consejero de Fomento, Juventud y Deporte, hay que tener claro  que el equipo que participa en liga EBA es un trampolín para el primer equipo y no debe asustar el que se pueda perder la categoría si se apuesta por chicos jóvenes. Si esto ocurriese, otro club melillense ocuparía su puesto automáticamente y continuaría con esa labor de formación, todo en base al pacto no escrito que tiene la Federación Melillense de Baloncesto con la Federación Andaluza y Extremeña, por el cual siempre habrá un equipo melillense en EBA y en ningún caso dos. El apego a la jugosa subvención pública no debe hacer que sacrifiquemos el verdadero espíritu  y sentido de este interesante escalón, que no es ser un “pseudo” equipo profesional, sino una estación de formación hacia el Melilla Baloncesto.

Permitirá volver a tener una competición con alicientes deportivos, habrá posibilidad de ascenso y descenso. Durante estas últimas temporadas, todos sabíamos que económicamente era inviable ascender a la liga ACB y dábamos por hecho (estábamos equivocados) que no existía la posibilidad de descender, lo cual para mi gusto restaba muchos alicientes a la competición.

Para terminar, no me gustaría cerrar esta “entrada” sin hacer referencia a otro de los interrogantes que el equipo debe despejar en breves fechas, la del cuerpo técnico que regirá los destinos deportivos en la temporada 2013-14. Como ustedes sabrán y si no lo sabían, ahora se están enterando, soy firme partidario de apostar por un entrenador melillense (definición que no excluye a nacidos fuera de Melilla que se hayan formado en nuestra ciudad y que tengan vínculos, no sólo contractuales con la ciudad). Sin embargo, me niego aceptar el tópico fácil, que algunos se están encargando de difundir en las últimas horas, de que es incompatible la apuesta por jugadores y técnicos locales con mantener las máximas aspiraciones deportivas y que si queremos aspirar a metas deportivas importantes es indispensable fichar a un técnico peninsular. Es completamente malintencionado, falso y pone de manifiesto el “complejo de inferioridad” de algunos este tipo de declaraciones. La apuesta por un técnico local puede salir bien o mal, de la misma forma que la apuesta por un técnico no melillense ha salido bien o mal, pero a priori no condiciona las metas deportivas que nos marquemos.