Poste alto-Poste bajo Juanma Pastor

Éxito gracias a la defensa sobre el mejor juego 2x2 con bloqueo directo de la liga

24-11-2014

  • La actitud y aptitud defensiva del equipo melillense hace perder a Palencia 20 balones

  • Edu Gatell contagia la energía a sus compañeros en los minutos finales de partido

  • Hay dos datos preocupantes en el Melilla Baloncesto: terminó con tan sólo 3 tiros libres y ninguno del juego interior, y la tendencia de nuestros pívots, sobre todo Laso, de jugar a 5 ó 6 metros del aro

El viernes el Melilla Baloncesto saltó a la cancha con las ideas muy claras tanto en defensa como en ataque. Con la misma actitud de todos los partidos, pero con una intensidad defensiva extra y rozando la perfección. En ataque abastecemos a Devin en la pintura y somos muy superiores, hasta que llegaron las rotaciones y el tono ofensivo se desvaneció.

Alejandro Alcoba empieza a enseñar sus cartas utilizando esporádicamente una defensa en zona después de fondo, pero el ataque palentino rompe la estrategia melillense. A 4:26 para finalizar el primer cuarto Devin Whright es sustituido y nuestra superioridad en la pintura se ve devaluada. Melilla camufla su falta de juego interior a través de una excelente defensa en el bloqueo directo. Una defensa de actitud pero también de aptitud. Todos los detalles de como hay que defender un bloqueo directo se pudieron ver el viernes en la pista del Javier Imbroda. 

En ataque, nos la vemos y deseamos para anotar, ya que hay momentos donde los pívots no juegan en su sitio y nos encontramos con 5 jugadores en el perímetro. Volvemos a perder el rebote defensivo y en ataque no seleccionamos los mejores tiros. 

Palencia juega con dos bases, Forcada y Dani Rodríguez, a lo que contesta el entrenador melillense con la misma carta, Eric Sánchez y Quique Garrido juntos en pista. Los árbitros no están a la altura del partido y no aplican el reglamento por igual. Decisiones en contra de Melilla hacen que Alejandro Alcoba pida respeto para su equipo.

Termina el primer tiempo y hay datos en el conjunto melillense que son preocupantes, y es que terminamos con tan sólo 2 tiros libres de equipo, y más preocupante es que ninguno es del juego interior. También nos vamos con 9 pérdidas pero nuestra actividad defensiva y el saber defender los puntos fuertes de Palencia hacen irse al equipo palentino con 12 pérdidas al descanso.

Melilla sufre en acciones puntuales su falta de concentración, y dos pérdidas seguidas hacen que perdamos la diferencia de 6 puntos que teníamos. Palencia muestra su peor versión y a veces parece un equipo de formación con pérdidas absurdas y faltas de tiros innecesarias.

Melilla empieza a ponerse delante tras el contagio de Edu Gatell a su equipo y la picardía en momentos que Palencia no sabía donde estaba. A partir de ahí somos buenos también en ataque y las segundas opciones de tiro nos ponen por delante.

El equipo melillense gana un partido donde una vez más la actitud es santo y seña de los de Alejandro Alcoba, pero hay datos negativos, como por ejemplo terminar con sólo tres tiros libres de equipo y jugar en muchas fases del partido con 5 jugadores por fuera. Aun así, valorar la victoria ante uno de los dos mejores equipos de la liga y reconocer el trabajo táctico en cuanto a la defensa del bloqueo directo que tanto amenazaba al equipo melillense.

Estos jugadores tienen compromiso con el club y con la ciudad y eso hay que decirlo alto y claro.

Imágenes: FEBtv