Entrena a tu mente Enrique Roldán

Final en la Liga

15-05-2014

Esta temporada en la 1ª División española se va a producir un hecho con muy pocos precedentes a lo largo de la historia del fútbol de nuestro país. Dos equipos se enfrentan en el último partido de liga jugándose una verdadera final que decidirá el campeón de la competición de la regularidad.

Hay otros muchos factores implicados, pero el psicológico, en estos momentos, es uno de los más importantes  

Muchos comentarios he podido leer en los últimos días acerca del estado psicológico de los contendientes de cara a afrontar este importante compromiso, y haciendo un ejercicio de objetividad (soy de Barça por lo que me va a suponer un gran esfuerzo ser objetivo), voy a intentar dar mi humilde opinión al respecto.

Cada uno de los equipos se encuentra con un estado mental muy diferente para afrontar la final. El FC Barcelona ha pasado un año verdaderamente complicado comenzando con la enfermedad (y posterior fallecimiento) de su técnico, buscando un sustituto a última hora y sobrellevando lesiones que han afectado a sus piezas clave. Además, en muchos partidos, algunos de sus principales futbolistas (Messi, Neymar y algún otro) han estado más tiempo ausentes que implicados en el juego colectivo. A pesar de todo, ha sido el equipo que ha liderado el campeonato durante más jornadas. Pero lo  que verdaderamente me llama la atención es el final de la liga tan esperpéntico que les ha tocado afrontar. Tras el empate en Getafe, técnico y jugadores dieron la liga por finiquitada y se pusieron con las despedidas y los asados argentinos de rigor. Sorpresa para ellos que los resultados les hicieron volver a depender de sí mismos para optar al título, y ahí creo que Martino no ha sabido gestionar el estado anímico de sus futbolistas (la energía mental que ha denominado Ancelotti y que ha supuesto la desconexión del Real Madrid en la lucha por el título). Muchos de ellos pensando ya en el Mundial o en un cambio de aires de cara al próximo curso. Intenso trabajo de concentración y control de la activación que tiene el técnico argentino en lo que resta de semana.

Enfrente, un Atlético de Madrid de matrícula de honor, con un rendimiento muy por encima de lo esperado a inicios de la temporada y con un grado de compromiso de los futbolistas con las ideas de su técnico que les ha permitido conseguir jugar la final de la Champios de manera más que merecida y ser legítimos luchadores por el título de Liga. Simeone ha conseguido lo que le ha faltado a Martino, que el equipo juegue como tal, con un nivel de autoconfianza muy elevado y estableciendo objetivos a muy corto plazo, el partido a partido. Sólo ha tenido un pero. En determinados momentos de la temporada, el equipo parece haber sufrido un nivel de estrés alto cuando veían a su alcance el llegar a la meta, se han puesto en sus hombros una carga de responsabilidad que algunos jugadores han tenido problemas en asimilar. Y ahí Simeone tiene que realizar un preciso trabajo psicológico con sus futbolistas para cambiar ese chip y hacerles ver que es posible conseguir esas metas.

Hay otros muchos factores implicados, pero el psicológico, en estos momentos, es uno de los más importantes.

Que gane el mejor, y si me lo permiten, que sea el Barça.