Entrena a tu mente Enrique Roldán

¡¡PO-DE-MOS!!

25-02-2014

Cuántas veces hemos oído hablar en el mundo del deporte lo fundamental que es trabajar la motivación para poder conseguir las metas y objetivos que se plantean los deportistas o los equipos. Desde el “¡Vamos!” de Rafa Nadal al “¡Podemos!” de la Selección Española de Fútbol son muchos los ejemplos que seguro que se nos vienen a la cabeza cuando de motivación de trata. Se han utilizado y hemos conocido a través de los medios de comunicación formas múltiples y variadas de motivar a los deportistas profesionales: primas por resultado, videos de gladiadores romanos, arengas con mucha testosterona o canciones motivadoras que suenan a todo volumen en los vestuarios con el fin de “poner en su punto” a los deportistas (en otra ocasión analizaremos la relación entre la música y el deporte).

Es una labor fundamental de los entrenadores trabajar la motivación de sus deportistas

Podemos entender la motivación como el impulso que mueve a una persona a realizar una determinada tarea. La misma definición nos deja claro que todos y todas tenemos que hacer uso de la motivación para ser capaces de llevar a cabo una actividad, ya sea preparar un examen, aprender un idioma o dejar de fumar.

En la esfera deportiva, la motivación es fundamental ya que sin ella difícilmente los deportistas serían capaces de afrontar los retos diarios que supone la práctica de un deporte: el esfuerzo físico, el relegar otras actividades a favor del deporte o el acatar las normas e instrucciones que imponen los técnicos y los clubes.

Es una labor fundamental de los entrenadores trabajar la motivación de sus deportistas, tanto en especialidades individuales como de equipo, ya que no siempre van a encontrar el mismo nivel de motivación a lo largo de las diferentes fases de la temporada, y su trabajo será que esté en el punto exacto para que sea un factor positivo a la hora de afrontar la competición. Esta motivación controlada es un elemento fundamental para un afrontamiento exitoso de los partidos.

Dependiendo de la edad de los deportistas, los entrenadores utilizarán diversas técnicas para trabajar la motivación. Para que los niños y niñas que practiquen deporte estén motivados es fundamental que se encuentren con un ambiente agradable en sus horas de entrenamiento. Lo mejor que puede escuchar un entrenador de base de uno de sus deportistas es que tiene ganas de ir a entrenar: señal inequívoca de que le gusta, se lo pasa bien, aprende y le anima a continuar esforzándose para seguir avanzando en el aprendizaje de una modalidad deportiva. Hay que utilizar la imaginación para que las sesiones sean entretenidas y no monótonas; hay que reforzar, reforzar y reforzar; hay que poner objetivos que estén a su alcance y que asuman que con su esfuerzo los van a lograr; hay que aprender a dar información acerca de lo que se hace bien y corregir lo que se hace mal de manera positiva, explicando el error y mostrando cuál es la ejecución correcta.

Seguiremos hablando de este importante factor en el deporte en próximos artículos.

Y sí, ¡SE PUEDE!