Entrena a tu mente Enrique Roldán

Liderazgo

24-01-2014

Mucho se ha escrito desde la Psicología acerca de este tema. El liderazgo es el conjunto de habilidades  directivas que un individuo tiene para influir en la forma de ser de las personas o en un grupo de personas determinado, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo, en el logro de metas y objetivos.

"Un líder dentro del vestuario da la cara por sus jugadores siempre, y se muestra creíble y fiable ante sus deportistas"

En la actividad deportiva, el entrenador es quien tiene que ejercer de líder del equipo, ya que es quien debe poseer la capacidad de influir en la conducta de los deportistas con el fin de alcanzar las metas que se propongan.

Para que un entrenador tenga esa capacidad de liderazgo en un equipo debe reunir cuatro condiciones que debe trabajar. En primer lugar, el autoconocimiento, esto es conocerse a sí mismo con sus defectos y virtudes. En segundo lugar, debe tener una visión clara de a dónde quiere llevar al equipo, qué metas espera conseguir, y establecer objetivos a corto plazo que refuercen el trabajo diario de sus jugadores. En tercer lugar, debe ganarse la confianza de sus deportistas, actuando con humildad, aceptando y respetando a los demás, siendo flexible, manteniendo la calma, promoviendo la participación activa de sus jugadores en la toma de decisiones y mostrando que está al servicio del equipo. Y en cuarto lugar, es imprescindible que sepa comunicarse de forma efectiva, lo que incluye saber escuchar, concentrarse en las conductas y actitudes positivas, mostrarse asertivo y transmitir confianza a sus jugadores.

No todos los entrenadores son líderes dentro del vestuario. Para ello es necesario que trate a los jugadores con respeto, mandando mensajes positivos y haciendo correcciones centradas en las conductas erróneas y no en la persona, evitando así ponerles la etiqueta de torpes o vagos. Debe reforzar constantemente los logros alcanzados, estableciendo objetivos que supongan un reto al alcance de los jugadores y que aumenten su motivación para mantener el esfuerzo que suponen los entrenamientos y la competición.

Un líder dentro del vestuario da la cara por sus jugadores siempre, y se muestra creíble y fiable ante sus deportistas. Sabe escuchar a sus ayudantes, delegando en aquellos que son especialistas en diferentes apartados del entrenamiento y preparación de competiciones, y a sus jugadores, mostrando empatía hacia ellos, haciéndoles ver que comprende sus sentimientos, y siendo claro y directo a la hora de comunicarse.

Si eres entrenador debes trabajar para ser el líder del equipo, sino serás sólo un entrenador más.