Entrena a tu mente Enrique Roldán

¿Y esto para qué?

06-06-2013

Esa es la pregunta que muchos de los alumnos de los cursos de formación de entrenadores de fútbol me hacen cuando empezamos a hablar de Psicología del Deporte. La respuesta es sencilla. ¿Se imaginan a un deportista que no tenga la ayuda de un preparador físico para tener la capacidad suficiente de afrontar la competición? Pues eso mismo pero en el plano mental es a lo que se dedica, en parte, la Psicología en el mundo del deporte. Preparar a los deportistas para que sepan poner su mente a punto y poder hacer frente a los retos que sus entrenadores o la competición les van a exigir. Saber cómo procesar la información que se les transmite, mejorar su concentración y su atención, controlar sus emociones o el estrés causado por la actividad física,…, y esa es sólo una pequeña parte.

"Y si en el deporte profesional la Psicología tiene un valor determinante, en el deporte base debería estar presente desde el momento en que nace un club"

La Psicología, además, tiene un inmenso valor para los entrenadores. Mejorar la motivación, saber comunicar, causar duda o incertidumbre en determinados momentos son algunas de las herramientas que los entrenadores utilizan a diario en su trabajo, y que, en muchas ocasiones, son un factor fundamental en el logro de los objetivos deportivos que se propongan.

Muchos deportistas y entrenadores son reacios a la figura del psicólogo como miembros del cuerpo técnico. Cada uno esgrime motivos diferentes, pero hay un denominador común: el desconocimiento de lo que la Psicología del Deporte les puede aportar en la mejora de su rendimiento. Muchas personas siguen asociando la Psicología con la enfermedad mental, nada más lejos de la realidad. En la actualidad hay psicólogos y psicólogas en todos los ámbitos de la vida de las personas: en colegios, en institutos, en las empresas, en las residencias de ancianos, y esto viene determinado por la necesidad de tener a un profesional experto en saber cómo funcionan las personas.

Y si en el deporte profesional la Psicología tiene un valor determinante, en el deporte base debería estar presente desde el momento en que nace un club, federación o asociación. Hay algo que no puede perderse de vista nunca en el deporte base: la función educativa que tiene. Los niños y niñas que practican un deporte van a recibir de sus entrenadores conocimientos técnicos y tácticos del deporte que practiquen, pero también van a recibir algo más importante, la influencia de los entrenadores en su formación como personas. Los entrenadores van a ser ejes fundamentales en su desarrollo y como tales, deben actuar, sabiendo cómo enseñar, transmitir conocimientos y valores, que van a tener un profundo calado en la vida de los jóvenes deportistas.

A esto es a lo que se dedica la Psicología Deportiva. Espero que les resulte interesante.

Agradecer  a todo el equipo de melillaesdeporte.es su invitación a participar en este ilusionante proyecto, y desearles toda la suerte necesaria para que sea exitoso.