Poste alto-Poste bajo Juanma Pastor

El Decano fuerza el quinto partido

16-05-2016

  • Cuando te dejas llevar por la emoción sales castigado

  • 61-81, esa es la diferencia real entre ambas plantillas

Los playoffs para el ascenso a la Liga Endesa están siendo apasionados, intensos, físicos y sobre todo con una alta dosis táctica que se convierte en aprendizaje a los que amamos al baloncesto. Por ello doy desde estas líneas las gracias a los cuatro equipos finalistas y a sus respectivos entrenadores. Sin duda, aparecerán más detalles tácticos en los partidos que quedan.

Peñas Huesca espera tranquilamente rival para la final a la Liga Endesa, y entre ellos está el Melilla Baloncesto. Tras el 1-1 en Melilla, donde el Decano se dejó llevar por la emoción y por el ambiente creado, viajamos a Coruña con los pies en el suelo y, tras ser derrotados en el primer partido en tierras gallegas, el equipo que dirige Tito Díaz cometió el mismo error que cometió el conjunto melillense y se dejó llevar por el ambiente y por el corazón y Melilla los bajó de la nube y puso tierra de por medio. 61-81 fue el resultado final en el segundo partido en Coruña y es la diferencia real entre ambas plantillas.

Melilla sigue mostrando la misma cara que mostró en liga regular, irregular en su juego pero cuando aplica equilibrio, defensa y generosidad se producen las diferencias entre las plantillas.

En el primer partido en A Coruña, Alejandro Alcoba salió desde el inicio en una defensa zonal 2-3, la cual hizo que Coruña se sintiera cómodo y llegara al final de partido en condiciones físicas óptimas. En cambio, en el segundo partido el Decano salió intenso en defensa, castigando al equipo gallego con un gran equilibrio interior exterior con un Gatell intenso y un Manzano excelso. La salida en tromba del equipo de Alcoba noqueó desde el inicio al equipo de Tito Díaz, que ya sufre el desgaste físico de lo jugado contra Breogán y ahora contra Melilla.

El Decano salva de momento la eliminatoria y la vuelve a traer a Melilla. El equipo gallego aún no ha dado el último coletazo y ya sabe lo que es ganar en el Imbroda, así que aunque todo parezca que está de cara, que así lo es, debemos hacer un partido muy similar al último para llevarnos el encuentro y jugar la ansiada final. El plantel de Alcoba debe respetar al baloncesto como lo hizo en este último y las diferencias entre ambas plantillas se verán plasmadas en la pista.