Poste alto-Poste bajo Juanma Pastor

La inexperiencia cacereña facilita el pase a semifinales del Melilla Baloncesto

01-05-2016

  • Dos acciones claves en distintos partidos pudieron hacer la serie más larga

  • Una vez más Marcos Suka ha sido clave

  • Lo importante, la victoria y sobre todo reflexionar para el futuro

El Decano se convierte en el primer semifinalista de los playoff a La liga Endesa, y lo hace por la vía rápida, 3-0. No hubo igualdad en el resultado global, pero sí hubo mucha igualdad en el juego durante los tres partidos.

El primer partido de la serie fue el más claro para los de Alcoba, fulminando a Cáceres en el tercer cuarto, pero en el segundo y tercer partido solo dependía de los de Ñete Bohigas, pero la inexperiencia les pasó factura y no hicieron la serie más larga. Aun así, el equipo cacereño debe estar orgulloso por la temporada realizada, pero sin duda se habrán despedido de la competición con un sabor amargo ya que tenían en sus manos alargar la serie y volver a Melilla a disputar el quinto y último partido. Su entrenador, Bohigas, así lo transmitía en la rueda de prensa post eliminatoria:

Las dos acciones de las que hablamos y que pudieron cambiar la serie y volver a Melilla fueron una a falta de 3 segundos para finalizar el segundo partido de la serie y Cáceres ganaba de 1 punto, pero la falta de entendimiento y la inexperiencia extremeña hicieron defender un bloqueo ciego incorrectamente y quedarse solo Manzano.

ACCIÓN SEGUNDO PARTIDO EN MELILLA

La otra acción fue en el tercer partido, este último en Cáceres, donde a falta de 11 segundos el equipo de Ñete Bohigas ganada de 3 puntos y sólo tenía que hacer falta para mandar al Decano al tiro libre y así tener la última posesión y nunca jamás conceder un triple. Pues esto último fue lo que pasó y en la prórroga las fuerzas hicieron mella en el conjunto local.

ACCIÓN TERCER PARTIDO EN CÁCERES

Lo importante es que Melilla cumple con su cita y pasa a la siguiente eliminatoria, pero con más problemas de lo que creíamos todos. Al final las acciones individuales y una vez más al talento de un Marcos Suka, que pide a gritos estar en ACB, dejan la eliminatoria cerrada y con tiempo para descansar, a reflexionar y a esperar rival.