Poste alto-Poste bajo Juanma Pastor

Las “trampas” defensivas de Castellón decidieron una vez más

15-02-2016

  • La defensa mixta triángulo y dos acabaron con el ataque melillense

  • Tras el 37-50, los “engaños” de Toni Ten fueron continuos

Con dudas disputaba el equipo del melillense Alcoba el partido del pasado viernes contra Castellón, ya que, como dijimos en el análisis anterior, el Decano dejó muchas dudas tras la victoria in extremis contra Burgos. Nos enfrentábamos contra el único equipo que ha ganado esta temporada en el Javier Imbroda, el equipo de Toni Ten. Había que trabajar mucho durante la semana para paliar esas defensas que nos dieron tantos quebraderos de cabeza en la primera vuelta.

Comenzaba el partido con el mismo cinco inicial que contra Burgos, con un Gatell de inicio. En los dos primeros cuartos vimos un Melilla dominador sin exprimirse atrás pero haciendo un gran baloncesto ofensivo en la conexión poste alto poste bajo con Edwards/Gatell y Edwards/Sonseca. Castelló, por su parte, no era el equipo que dio tantos quebraderos de cabeza en la primera vuelta, pero todos presumíamos que en algún momento del partido el entrenador Toni Ten iba a sacar la pizarra a pasear por el Ciutat. Melilla castigaba interior y el equipo levantino competía a tirones. Un gran Edwards castigaba el rebote ofensivo y daba segundas y terceras opciones al equipo melillense para anotar. Con estos pequeños detalles, y la consabida zona 2-3 de los de Alcoba después de canasta convertida, aparecían las primeras diferencias en el marcador, 23-28.

Castelló, sin el nivel defensivo requerido para hacer frente a un superior equipo, no dejaba marchar al Melilla Baloncesto que con poca cosa se veía ganador. El Decano dominaba con un gran equilibrio interior-exterior y con un ritmo lento. Finalizaban los dos primeros cuartos con un resultado sin decidir, pero con sensaciones positivas para los de Alcoba, 35-41.

Comenzó el tercer cuarto y el Decano amplió las diferencias con un gran arranque, 37-50, y el tiempo muerto no se hizo esperar por el equipo local. Llegó el momento que todos esperábamos, y era el de la reacción local a través de la pizarra del bueno de Toni Ten, tal cual lo hizo en el partido de ida. El entrenador de Castelló ordenó dibujar en el parqué una defensa en zona 1-2-2 ó 3-2, la cual sólo se vería una vez ya que las posteriores fueron una defensa mixta triángulo y dos, la misma que “mató” a Melilla en la primera vuelta, sólo que aquí la puso mucho más en práctica y con un detalle que originó más dudas al equipo visitante, Juan Cabot arriba en la punta del triángulo.

PRIMERA DEFENSA 1-2-2 ó 3-2 TRAS EL TM DE CASTELLÓN CON 37-50. DEFENSA DE CONFUSIÓN:

DEFENSA MIXTA TRIÁNGULO Y DOS TRAS LA PRIMERA DEFENSA DE CONFUSIÓN:

Con esta defensa mixta el equipo local hacía el juego que más le gusta que es correr, y pasó del 37-50 al 61-60. Entre medias, hubo otro detalle táctico por parte de Castelló, en el 48-56 y posterior tiempo muerte de Alcoba, Toni Ten volvió a cambiar la primera defensa para volver a confundir a los visitantes. Esta vez dibujó una defensa 2-1-2 para hacer 2x1 al balón. Posteriormente volverían a la defensa mixta de triangulo y dos.

PRIMERA DEFENSA TRAS EL TM DE ALCOBA DESPUÉS DEL 48-56, 2-1-2 + 2x1 AL BALÓN:

DE NUEVO DEFENSA MIXTA TRIÁNGULO Y DOS TRAS LA PRIMERA DEFENSA DE CONFUSIÓN 2-1-2 TRAS EL TM DE ALCOBA CON 48-56:

Remontada espectacular en la que sólo Edwards se salvaba con su constante trabajo en el rebote ofensivo. Nuevamente, y con el mismo material de trabajo, el equipo de Toni Ten ponía entre las cuerdas a un Melilla Baloncesto con claras dudas.

Tras el breve descanso entre cuarto y cuarto, el equipo melillense debería ajustar la pizarra defensiva que nos puso por debajo en el marcador. Los primeros 5 minutos fueron un intercambio de canastas que ponía un resultado apretado de 68-67 a falta de 4:09. Suka asumía mucho juego sin acierto. Otro arreón del equipo local a través de sus defensas alternativas puso al equipo castellonense 6 arriba a falta de 3 minutos, 73-67. El tiempo muerto de Alcoba no era suficiente para ajustar los detalles defensivos y aumentó la diferencia en 77-68 a falta de 1:34 para la finalización del partido. Nuevo tiempo muerto del melillense que puso en pista a 4 pequeños (Sanz, Suka, Pablo y Edwards) para una posible reacción. Finalizó el partido con derrota melillense por 80-73. Un partido para tener grabado y sacar en los cursos de entrenadores para estudio. Nuevamente tropezamos y con la misma piedra.

DEFENSAS ALTERNATIVAS EN EL ÚLTIMO CUARTO DE CASTELLÓ: