Poste alto-Poste bajo Juanma Pastor

Melilla aprende del error cometido en La Coruña

24-01-2016

  • Las bajas de los hermanos Almazán no impiden la victoria melillense

  • Sacar de inicio a Edwards al 3 nos puso con menos 15

Antes de entrar en lo que fue el partido, quiero desde aquí mandar mucho ánimo al base melillense Pelayo Larraona. La entrada de Jorge Sanz al equipo le pone más cuesta arriba su participación cada semana y estoy seguro de que trabajará más aún si cabe para poner las cosas difíciles a Alejandro Alcoba y así tener sus minutos.

Los dos equipos más en forma de la competición juegan el viernes 29 en Palencia la final de la Copa de la Princesa 2016.

Centrándonos en el partido ayer sábado en Mallorca, el equipo que dirige el melillense Alejandro Alcoba llegaba cargado de incertidumbre. Primero no sabía al equipo que se iba a encontrar, al cambiar el entrenador la escuadra balear, y con dos exteriores menos, uno sancionado por los incidentes en Coruña y otro lesionado, Pablo y Eloy Almazán.

El equipo de Alcoba nos sorprendía a todos, al poner por primera vez en esta temporada de inicio a Brandon Edwards al 3. Este detalle táctico sumado a la intensidad en los inicios del conjunto de Mallorca hacía ponerse el partido muy cuesta arriba con un 15-0 de salida, que al final Melilla supo contrarrestar. Tras esta salida arrolladora a base de contraataques y juego directo, Melilla debía mantener sobre todo la calma y pensar en Coruña, y así fue. Aunque al descanso aún perdíamos de 14 puntos, el equipo se reconstruía del fallido inicio y daba sensaciones de poder remontar los puntos de diferencia obtenidos desde el inicio el equipo de Palma.

Después del descanso, el equipo de Alcoba se transformó y supo elegir las opciones adecuadas para seguir rebajando las diferencias que se ponían al principio del tercer cuarto en -14. Ya todo cambió tras el tiempo muerto del melillense que sentó a Sonseca y dando cancha a Edwards, Manzano y Gatell, el equipo era más competitivo y desde la defensa dejamos al conjunto balear en el tercer cuarto en 9 puntos.

En el último cuarto, el equipo entrenado por Xavi Sastre pagó el esfuerzo que hizo en el primero y Melilla fue superior castigando desde el exterior y en el 1x1 con Suka y Asier.

Victoria melillense de sacrificio y sobre todo de sobreponerse a las ausencias de los hermanos Almazán y nuevamente al mal inicio de partido, que ya saca 3 victorias más el basket adverage a Palma y 3 victorias a los perseguidores más cercanos como son Huesca, Burgos y Oviedo. Nos afianzamos en la segunda plaza y con derecho a soñar.