Entrena a tu mente Enrique Roldán

Cuando sientes que no hay salida

21-01-2016

  • "Los técnicos de deporte base son una figura de especial importancia para los chicos" y puede detectar casos de acoso

Ayer, el diario El Mundo mostraba en su portada la carta de despedida de un chico de 11 años que decidió quitarse la vida debido al acoso que sufría en el colegio al que iba. Un día no aguantó más y se lanzó al vacío con el fin de terminar con su sufrimiento.

Desgarradora, triste, dolorosa... ¿cómo es posible que un niño decida que no hay salida a una situación y que lo único que puede hacer es acabar con su vida para no seguir sufriendo?

Mucho debate ha generado la noticia sobre la importancia de la implicación de padres y educadores ante los signos de que un menor esté sufriendo acoso. Muchos especialistas han puesto el énfasis en la detección, en el estar atentos a aquellas señales que nos mandan los chicos que pueden significar que algún compañero o compañera les está haciendo la vida imposible, normalmente desde una situación de superioridad.

A mí me gustaría también implicar en esta importante función de detección a los entrenadores de deporte base. Son muchas las horas que pasan con los niños y niñas a lo largo de la semana y en muchos casos tienen una complicidad especial con los chicos que puede hacer de ellos unos interlocutores magníficos con los que desahogarse o a los que explicar un problema que les "da corte" explicar a sus padres o a sus profesores.

Muchos entrenadores me han comentado cómo los chicos con los que trabajan les cuentan problemas de índole amoroso, dificultades que se están dando en casa por problemas entre sus padres o conflictos que pueden surgir en la escuela, tanto académicos como de relaciones. Los chicos lo cuentan, por un lado para desahogarse con alguien, y, por otro, para que se les aconseje sobre qué es lo mejor que pueden hacer. Y los técnicos deportivos lo hacen lo mejor que saben, unas veces escuchando y otras aconsejando.

Como he comentado en otras ocasiones, los técnicos de deporte base son una figura de especial importancia para los chicos. Son su referente en una de sus actividades preferidas, tienen ese aura de ser conocedores de un mundo que les apasiona, lo que les predispone para tener una gran influencia sobre los jóvenes.

Por otro lado, un equipo, al igual que un colegio, también es un entorno en el que pueden surgir casos de acoso: chicos que insultan a otros por sus deficiencias técnicas, por su aspecto físico o porque no llevan los deportivos que están a la última, y estas situaciones se prolongan en el tiempo y van subiendo de intensidad. Las discusiones en los grupos de whatsapp entre los chicos sobre los errores cometidos en un partido pueden pasar de ser meras anécdotas a situaciones más graves que hay que controlar antes de que se nos vayan de las manos.

Así que, atentos. Cada vez tenemos más noticias de niños y jóvenes que sufren acoso y a los implicados en el deporte base les toca la doble función de escuchar a los chicos, y de estar atentos a que ese tipo de conductas no se den dentro de sus equipos.