Poste alto-Poste bajo Juanma Pastor

Melilla gana sin brillo a un Breogán sin rumbo

16-01-2016

  • Lo importante del partido fue la victoria

  • El juego interior melillense volvió a ser protagonista

Feo partido el que pudimos ver el viernes en el Javier Imbroda. Dos equipos que empezaron con muchísimos nervios, un Melilla utilizando detalles tácticos desde el inicio, poniéndose en zona después de canasta convertida y un Breogán anotando con cuenta gotas antes las 4 pérdidas de Melilla en el primer minuto de juego.

Al Decano le ha costado entrar en estos dos últimos partidos, contra Coruña lo pagamos pero con el decepcionante Breogán supimos enderezar la situación, aunque de estar 18 arriba pasamos a falta de 3 minutos para finalizar el partido a sólo 3 puntos de ventaja. Volvió la irregularidad a pasar por el equipo que dirige Alejandro Alcoba.

Un primer cuarto en el que los ataques eran fallos tras fallos por ambos equipos, predominando ambas defensas, pero no por su brillantez, si no por la escasez de recursos para atacar una zona y, como decía antes, por las 4 pérdidas seguidas en el primer minuto de juego por parte del Decano. Finaliza este cuarto 12-11.

Tras el pequeño descanso Melilla siguió con su situación defensiva de ponerse en zona después de canasta convertida, pero esta vez en ataque mejoraba por momentos, con un Pablo Almazán inmenso en el 1x1 y sacando ventajas en el poste bajo y empezando las primeras diferencias considerables, y a ver la situación del equipo de Lugo actual, que es igual a desidia y sin ilusión. Terminó el segundo cuarto 35-26.

Entramos en el tercer cuarto y empezaron las verdaderas diferencias con un Sonseca en la pintura pletórico y marcando las diferencias, con un Héctor Manzano y un Brandon Edwards enérgicos en el rebote ofensivo. Hasta 11 veces fuimos al tiro libre, señal positiva para el devenir de este equipo.

Pero tocaba pasar la irregularidad por el equipo melillense y el último cuarto no hubo equilibrio y tampoco las ideas del segundo y tercer cuarto. De estar 18 arriba, a falta de 1:36 el equipo lucense se puso a 3 puntos, 62-59, pero el equipo gallego no estaba por la labor de aprovechar esa escasa diferencia y perdió dos balones en momentos cruciales. Un espejismo que acabó con un triple de Melilla. Final 70-61.

Como decía al principio, lo mejor es la victoria y seguir arriba a la estela de Palencia. Los resultados de Burgos y Palma favorecieron a Melilla que ya saca dos victorias a ambos.